7 cosas que no sabías de Jaime López… por Jaime López

Antes de su presentación en el Lunario

El Memo

Jaime López nos citó en Portales, la colonia en la que habita desde hace más de 21 años a las seis y media de la tarde. Nuestra misión: dar un recorrido por la ciudad para que el autor de “Chilanga Banda” nos contara… de lo que quisiera. Vamos, es Jaime López ¡estar con este escritor y cantante tamaulipeco es estar con una leyenda del rock nacional!

En persona Jaime es amable y muy platicador: a sus 60 años tiene ya una visión muy particular del rock, del gobierno, de la ciudad. Habla de la evolución de la música y de su lugar en la escena nacional. Se queja de la abrumadora cantidad de construcciones que se levantan cerca de su casa: “yo me cambié  a ese departamento pensando en tener una vista muy bonita y me acaban de poner un edificio enfrente, no se vale”. Así que después de tomar un cafecito y acomodarnos en el auto, enfilamos rumbo por División del Norte para comenzar nuestra entrevista: 

1.- Su teléfono celular es un Samsung… de los más viejitos

-No estoy peleado con la tecnología, pero para las redes antisociales me apoyo de mis amigos que me muestran lo que está pasando. Pero yo no dejo mi celular viejo, con eso me arreglo ¡no tengo ni iPod! Lo mío es comprar DVD o CD aunque ya hay pocas tiendas para conseguirlos, puro saldo.

2.- ¿Su intelectual favorito? Piporro

-Piporro fue a verme a un concierto que daba allá en el norte y ahí lo invité a que colaboráramos en la canción “Cigarros a Honk Kong”. Era un intelectual en toda la extensión de la palabra. Su cerebro iba rapidísimo y era tres veces mejor que su personaje: sabía distinguir bien quién era Eulalio González y quién era “Piporro”. Tenía un sentido del humor agudísimo y estaba en ese punto exacto de hilaridad y solemnidad. Gran persona.

3.- Su fracaso en el festival OTI fue un gran éxito

-Jaime se llevó el último lugar en el festival OTI de 1985 con su canción Blue Demon Blues. Pero a partir de ahí se le abrieron todas las puertas ya que todos lo conocieron: “Fue una época muy activa, grabamos muchas cosas. Luego vino el terremoto y todo se fue al diablo, pero ¡qué buenos días eran esos!”.

4.- No le gusta dar muchas entrevistas

-Pero no por payaso, sino que una vez estaba en Guadalajara y después de dar un concierto tuve que dar una entrevista a radio a las 6 de la mañana ¡pues si me acababa de dormir! Salió desastrosa. A partir de ahí dije ‘o canto o doy todas las entrevistas, no puedo hacer todo.
-Lo entendemos ¡gracias maextro!

5.- No busca culpables

-Si el gobierno es un inepto ¿para qué le haces caso? Es como los que culpan a Raúl Velasco de la música mala: uno puede buscar culpables toda la vida, pero llega un momento en el que dices ‘yo me tengo que hacer responsable de lo que hago, sin decir que ‘el culpable de que sea malo es mi mamá o el gobierno’. Después de los treinta eres dueño de lo que haces: negarse a crecer no es un acto político sino edípico.

6.- Extraña las buenas salas de cine

-Siento mucho que se haya caído el cine Regis con el terremoto. En ese lugar supe lo que era un verdadero cine de arte, sin el ruido de las palomitas o personas gritando. Eso no había en el norte. En el Regis ahí vi el estreno de El Topo de Jodorowsky. Hablando de cines recuerdo que iba pasando hace muchos años por Tlalpan cuando vi que salía humo de la vieja Cineteca (donde ahora es el CNA), tomé un teléfono público, llamé a Manolo Ahumada y y le dije “oye, esto se está quemando, paren prensas”. Fui reporteando sin querer lo que sucedía ahí, que fue una tragedia.

7.-Nunca toca dos shows de la misma manera

-Yo creo que siempre tienes que recrear tu obra, nunca toco las canciones como están en tu memoria: cuido mucho que estén bien ejecutadas, pero seguro en el concierto no serán como las recuerdas. Una cosa que te enseña el teatro es que hay que autodestruirse y tocar en el presente, con los músicos que tienes. Porque si no lo haces eso se queda como nostalgia, como hacer un playback del pasado. Hay que envejecer con dignidad.

***

La plática pasó de un tema a otro, de las carpas a la lucha libre: “Allá en Matamoros prácticamente crecí en un ring de lucha, que es en mi opinión el lugar donde se hacía el mejor teatro. Vi a los mejores luchadores de mi época, incluido Blue Demon de donde nació mi rola del Blues. Luego la lucha se convirtió en faramalla pero entiendo que todo tiene que cambiar”.  Después de un largo recorrido, llegamos a Chapultepec donde nos despedimos ¡nos vemos en su concierto! 

Jaime López se presentará este martes 6 de octubre en el Lunario. ¿Te vas a lanzar? Más info, aquí.

También lee:

– Cine de sexo raro y extremo
– Asalto con violencia en la colonia Morelos
– Balacera en Tacuba; la policía detiene a dos
– Rata se sube a robar a microbús en Martín Carrera y es capturado 
– Asalto con violencia a una chica en el Centro Histórico