31 minutos volvió a robarse el corazón de los mexicanos

Presentaron su primer show en el Teatro Metropólitan

Si no te cuenta, no te enteras

Entre “sketches”, música y baile, el melenudo Guaripolo, Tuñio Triviño, Juan Carlos Bodoque y Juanin Juan Harry, entre otros personajes de la serie 31 “minutos”, conquistaron la tarde de este sábado al público en el Teatro Metropólitan, donde montaron su espectáculo “Radio Guaripolo”.

El show abrió con un divertido “sketch” que dio la pauta para la interpretación de “Rin raja”, que consiguió sonadas ovaciones.

Con el apoyo de dos pantallas dispuestas a los costados del escenario, la primera presentación de cuatro que ofrecerán este fin de semana en el Metropólitan lució abarrotada, principalmente por niños y niñas acompañados por sus papás.

“Señora interesante”, “Drácula, Calígula, Tarántula”, “Diente blanco no te vayas”, “Son pololos”, “La regla primordial”, “Mi muñeca me habló” y “Objeción denegada”, fueron otros de los temas que tuvieron cabida en este show en el que la interacción entre los protagonistas y el público fue el ingrediente principal.

Mención especial merece la interpretación de “Ratoncitos”, toda vez que en ella se incluyó el coro de algunas canciones emblemáticas como “Las mañanitas”, “Cucurrucucú Paloma” y “La vecindad del chavo”, entre otras.

Tras la interpretación de “El huerfadrino”, “Señora, devuélvame el balón, o si no, no sé que haré”, “Mi mamá me teje todo” y “Mi equilibrio espiritual”, tuvo lugar una dinámica en la cual el público repetía los sonidos que hacia Guaripolo.

La atmósfera festiva que se vivió por espacio de dos horas fue posible gracias a un equipo de músicos profesionales y especialistas en el arte titiritero.

Otros de los temas que sonaron esta tarde fueron: “Arwrarwrirwrarwro”, “Calcetín con rombos Man”, “Mala” y “Bailan sin César”, que pondría fin a la presentación, sin embargo, las ovaciones y peticiones de otra, otra…, hicieron que el equipo de esta exitosa serie chilena regresara al escenario.

Acordes de la batería hicieron que el público levantara sus brazos para acompañar la interpretación “Ríe”, pieza a la que le siguió “Tangananica, Tangananá” y “El dinosaurio anacleto”.

La intensa dosis musical culminó con “Yo nunca vi televisión”, cuya interpretación causó el furor de todos los presentes, quienes entre ovaciones despidieron a los artistas mientras recibían una lluvia de confeti.