3. Instituto Mexicano del Sonido

Pusimos a los nuevos grandes a prueba

IMS

¿Cuándo saltó a la fama?
Probablemente con “Piñata” en 2007. Aunque los hipsters dirán que “Méjico Máxico”, de un año antes, cimentó a Camilo Lara en la cúspide de la electrónica mexicana.

Momento cumbre:
La neta, las dos veces que lo han usado de soundtrack para el FIFA. En la edición 2008 con “Micrófono” y 2010 con “Alocatel”. Que usen tus rolas en un videojuego, así te valga gorro el pambol, es un honor.

Estrofa de “ay, nanita”:
“Me fui con los chamulas para allá a Zacatecas, me hice dos tatuajes y piercing en las cejas…”, Hiedra venenosa. Dejando de lado que los Chamulas están del otro lado del país, el hecho de que el protagonista de la historia se haga un piercing por despecho -o namás porque sí-, te hace decir “ay, ¡qué rudo!”. NOT.

¿Se merece la reputación?
Otro caso de sí y no. Nadie le dice que no a la cumbia electrónica. Pero nadie le dice que no a nada en una fiesta (bueno, tal vez a PXNDX).


Opinión personal: si el Don detrás de este grupo -que en realidad es solista disfrazado- se contratara a alguien para relevarlo como vocalista, otro gallo nos cantaría.