2 Minutos dio “mucho amor para todos” en el Pabellón Cuervo

Foto: @TheAdrianMartz

Ya no serán los jóvenes que se lanzaron en Argentina contra el naciente Gobierno de Carlos Menem, pero 2 Minutos no ha perdido ni la energía, ni el espíritu de libertad que siempre los ha caracterizado. Ayer lo demostró en el Pabellón Cuervo ante casi tres mil personas que los acompañaron para celebrar tres décadas de carrera.

Dos bandas mexicanas abrieron la noche. Primero Seguimos Perdiendo y luego Chingadazo de Kung Fu. Estos últimos tuvieron que soportar la desesperación del público, quienes ya morían por ver a los argentinos: «¿Chingadazo estás de la chingada? Sí, ya sabíamos que íbamos a ser los peores de la noche», dijo su vocalista a la gente que les gritaba “bájense” a todo pulmón.

A las 9:40 de la noche, los cinco miembros actuales de 2 Minutos se subieron al escenario e hicieron lo suyo.

Defectos en el audio desde el comienzo, no desanimaron a los chilangos asistentes, al contrario, le dieron un toque punk que te hacía sentir como si estuvieras en un toquín de El Alicia. Eso y las cervezas que no dejaban de volar sobre el aire. Hasta adelante, súper slam. Hasta atrás, papás con sus hijos y punkies que se veían tristes porque sus novias no los dejaron entrar al mosh pit.

Arrancó con “Mundo TV”, “Piso 2” y luego el saludo de Walter Mosca, vocal de la banda: «Gracias por estar acá. Tenemos muchos amigos en este lindo país. Mucho amor para todos… Menos para el puto de Peña Nieto». Acto seguido: rechifla que resonó en todo el lugar.

Lo que no ha dejado de ser efectivo en la música de 2 Minutos es la duración de sus rolas. Máximo 180 segundos y ya. Así pasaron una tras otra “Nada que hacer” “Lado oscuro”, “Canción de amor”, “Lejos estoy” o “Vago”, tema que dedicaron a todos lo que a pesar de «tener un trabajo y ser productivos para la sociedad, en el fondo siguen siendo unos vagos».

Siempre atento al público Mosca notó a un niño en los hombros de su papá y lo invitó a subir al escenario. Con una playera negra de los Misfits y visiblemente emocionado, José María se paró junto a los músicos. «Tú eres el futuro, algún día tendrás una banda y nos darás en la madre», le dijo el vocalista, para después preguntarle si quería decirle algo a la gente: «Sí. Todos los que están aquí, rompan todo lo que quieran», gritó a la multitud el pequeño.

Ya con el ambiente oliendo a sudor mezclado con cerveza, los argentinos continuaron con “Vampira”, “No me moleste”, el cóver a El Tri de “Las piedras rodantes”, “El mejor recuerdo” y la canción que escribieron en honor a su pueblo de origen “Valentín Alsina”.

Tras pedir cinco minutos de descanso que se convirtieron en 10; entre rechiflas y más cerveza al aire, el quinteto volvió para cerrar con su clásico “2 minutos” y tras más de dos horas tocando, dejar satisfecho a un público que al igual que ellos, se niegan a dejar morir el punk.

“Los Gobiernos son una mierda”

Previo al concierto, tuvimos la oportunidad de charlar con Pablo Blinsky, guitarrista de la agrupación. Estas fueron algunas de las cosas que nos dijo:

Sobre la celebración de sus 30 años

«Queremos llevar esta gira de conciertos a todos los lugares posibles, todo el continente. Se nos hacía importante comenzar en Argentina, pero creo que el show más importante es el de México. A veces vemos atrás y no creemos que ya llegamos hasta acá. Éramos unos jóvenes sin esperanza, que hallaron su refugio en la música».

Sobre el cambio de que ven respecto a su generación y los Millennials

«En nuestra época era lanzarte contra el sistema, contra la policía, éramos hijos de una dictadura militar, no teníamos trabajo ni oportunidades de estudio. Cuando comenzamos a hacer música, parecía imposible vivir de ello. Ahora todos critican a esta nueva generación porque parece no importarles nada, pero creo que hemos subestimado a los jóvenes actuales y ahí está el error de los Gobiernos».

Sobre la situación actual de Argentina

«Mal. Gente que se queda sin trabajo, fábricas que cierran, la educación no es gratuita. Parece que estamos de regreso a la dictadura contra la que nosotros peleamos cuando jóvenes. Hace unos años se veía mejorar el panorama, pero no entiendo cómo retrocedimos».

Sobre la situación actual de México

«Lo mismo. Es una crisis generalizada en América Latina. Colombia, Venezuela, Chile; no estamos donde deberíamos. Los gobiernos son una mierda. Nosotros siempre hemos hablado de los 43 desaparecidos, los asesinatos de periodistas. México es de nuestros países favoritos y por eso nos duele que pasen tantas cosas que deberían estar en el pasado».

Sobre el movimiento punk

«Ni como música ni como ideología ha muerto. Al menos no para nosotros, no para muchos pibes. Ser punk aún es ir contra lo establecido y pelear contra la injusticia, aunque sea a través de la música. El punk sigue vivo, con modificaciones, pero a fin de cuentas, vivo».

Sobre el nuevo disco

«Estamos trabajando tanto en nuevos temas como en grabar algunos covers de temas que nos marcaron. Por ahí viene uno de Seru Giran, bandas que no son tanto nuestro estilo, pero de alguna manera queríamos rendirles un homenaje porque nos marcaron».