Preparen la garganta

Getty Images

Aunque muchos renieguen de la música regional mexicana, no pueden negar que su mamá, su tía o su abuelita los ha ‘obligado’ a escuchar alguna rola de Joan Sebastian, al menos una vez en su vida. 

O mejor aún, estamos seguros de que varios lectores de este post, se saben la letra o el coro de alguna canción del oriundo de Juliantla. 

Tatuajes 

 

Es su canción más famosa, y quien diga que no se la sabe está mintiendo. Es perfecta para ilustrar el dolor que te carcome cuando tu media naranja te deja y tú aún estás enamorado. 

La frase: “Me iré, aunque eres mi necesidad, te dejo, pero eso de que te olvide, no sé”. 

Le queda a: Todos aquellos a los que cortaron y los dejaron llorando. 

Secreto de amor 

Las malas lenguas dicen que este tema lo escribió cuando le puso el cuerno a Maribel Guardia con Arleth Terán (ya saben, cuando los tres actuaban en una telenovela), en la que le decía a su ‘amante’ que fueran discretos, si no, les iban a caer en la movida. 

La frase: “Delante de la gente no me mires, no suspires, no me llames, aunque me ames, delante de la gente soy tu amigo, hoy te digo, que castigo”. 

Le queda a: Los infieles. 

Me gustas 

 

Es la típica que dedicas cuando estás empezando un romance y lo único que quieres es estar pegado como muégano a esa persona. Ah, el amor. 

La frase: “Me gusta amanecer pensando que me quieres, soñarte se hizo ya el mayor de mis placeres, me gusta todo, todo me gusta… de ti”. 

Le queda a: Quien apenas está conociendo las mieles del amor.

Un idiota 

 

Sí, le pusiste el cuerno a tu chav@, te divertiste, te cachó, te cortó y como lo que te levantaste no estaba mejor, recurriste a pedir perdón, incluso con lagrimita remi para que te creyera el arrepentimiento

La frase: “Sé que no merezco tu perdón, que lastimé tu corazón, hoy me avergüenzo, fui el motivo de tu llanto, queriéndote tanto”. 

Le queda a: Los infieles, pero arrepentidos. 

Contigo, sin ti 

http://www.youtube.com/watch?v=vHrX0JZOzwU 

Pasa que llega un momento en la vida de todos en el que ya no les es posible estar con la persona que en el pasado amaron. O ya tienen reemplazo, o les tocó una que les salió respondona y ya no la aguantan, así que es momento de dejarla. 

La frase: “Ya lo sé, que al despedirme, otra vez has de decirme ¿a dónde vas? Quédate amor. No me juzgues, no me celes, voy en busca de las mieles de otra flor”. 

Le queda a: Los que quieren cambiar de aires.

Dale clic y lee el resto de la lista.