10-1

Vete de reven al poniente de la ciudad

10 Gonjasufi – A Sufi and a Killer

Gonjasufi participó en Los Angeles, el álbum debut de Flying Lotus. Ahí cantó “Testament”, una canción lenta, que presentó su  decrepita voz. Ahora, en el 2010 y bajo el sello Warp, Gonjasufi debuta con A Sufi & A Killer, un compendio indescifrable de gemidos, blues moribundos y una producción aplastante por parte de The Gaslamp Killer. Metiendo a la mezcla sonidos que parecen turcos, además del arsenal de texturas electrónicas que llevan su inconfundible sello. Es el  disco del año porque tiene el sonido más distinto, más desapegado a lo anterior. Mucho más provocador. -Dávalos

09 The Black Keys – Brothers

Los hijos pródigos de Akron Ohio no decepcionaron con su muy esperada nueva producción, en la que le aúllan y le dicen a las mujeres que de una buena vez entiendan que lo único que quieren es amor del bueno. Rock de bota desgastada y camisa a cuadros, rock de bulbos, análogo y sin destilar.  Estos dos son hermanos, y como tales, defienden a su padre (el rock de raíces blueseras) con el cuchillo entre los dientes. -Chelito
 
Si de rock se trata, en este 2010 no hubo mejor disco del género que éste del dúo de Akron. Con la ayuda del talentoso Danger Mouse, The Black Keys crearon canciones que continúan con el estilo blusero de la banda al mismo tiempo que expanden su sonido. Ya no son un banda de guitarra y batería, ahora hay bajo, hay teclados, hay muchos elementos que, aunque son nuevos para los Black Keys, funcionan como si los hubieran usado desde el primer día de su carrera. “Howlin’ For You” es capaz de transportarnos a los setenta mientras que “Everlasting Light” muestra una nueva faceta del grupo. Si se dicen fans del rock, no pueden dejar de escuchar este disco. -LGKing

08 Spoon – Transference

Calladitos se ven más bonitos. No es una banda que atraiga a la prensa sensacionalista, ni que aparezca (tanto) en las portadas de las revistas que exacerban el talento de las propuestas. Tampoco se trata del nuevo sabor del verano, de la novedad que cambiará las cabezas de quienes lo escuchen o del concierto que hará que tu vida de un giro de 360º. El mérito que tiene Spoon es que están, están bien y de buenas, y que disco con disco se superan, aunque ello parezca una tarea imposible. -Baxter

 

(Empate) 08 Foals – Total Life Forever

Los originarios de Oxford, Foals, ya deslumbraban desde Antidotes, el celebrado debut del 2008. Ahora entregan una secuela perfecta. Un extracto de rock matemático grabado con la mejor claridad. Sin perder de vista que el rock de los Foals está compuesto por pequeñas partículas sonoras generadas con instrumentos tradicionales, todo se oye a la perfección. La fluidez, los cambios de ritmo, los arreglos y la voz de Philipakkis, entre varios elementos más, conforman un caleidoscopio de rock delimitado únicamente por la duración del disco. Entre más escuchadas se le da, más capas y recovecos se le encuentran. Ojalá los tengamos pronto en el DF –en solitario-, sería un agasajo.  -Dávalos

07 Flying Lotus – Cosmogramma

Olviden todo lo que sabían de la música. Olviden la métrica en 4/4. Olviden para qué sirven los secuenciadores y conviertan sus juguetes electrónicos de la infancia en instrumentos musicales. Tiren a la basura el concepto de “canción”. Ahora, súbanle a las bocinas y ESCUCHEN. La música del futuro tiene sus bases en lo que ocurre en este disco. -Baxter

06 Janelle Monáe – The ArchAndroid

¿Cansados del R&B mainstream que últimamente domina las estaciones de radio? ¿Quieren un disco lleno de soul y funk que recuerde el trabajo de los verdaderos maestros del género? Saluden a Janelle Monáe, una cantante que en su álbum debut visita todo tipo de géneros desde el funk a la Prince hasta música instrumental salida de una película de los cincuenta. The ArchAndroid es uno de esos discos que tiene de todo, desde una producción impecable hasta colaboraciones muy memorables, entre ellas “Tightrope” con Big Boi, “Dance or Die” con Saul Williams y “Make the Bus” con of Montreal. Los ritmos de Monáe son únicos e irresistibles, definitivamente una de las grandes promesas de la música y una cantante que en el 2011 dará mucho de qué hablar. -LGKing

El disco que debió haber hecho Beyoncé antes de convertirse en la sucesora de Oprah. Pop del bueno. -Baxter

05 The Roots – How I Got Over

El hip-hop tiene un estigma (más en nuestro país, que jamás ha estado en contacto con la cultura afroamericana) impuesto por los programadores de MTV, por un cliché que personalidades como P.Diddy, Kanye West o Lupe Fiasco refuerzan cada que producen un sencillo. Hay mucho más debajo del palacio de mierda que le han construído a este noble género. Los Roots están ahí para demostrarlo, cuando quieran y como quieran. Sí, utilizan sampleos (en este caso destaca la enternecedora voz de Jim James en “Dear God 2.0”), recurren a la rima como medio de expresión (pero no hablan de sus perras y su ego, sino de la lluvia ácida, de su país después de Obama, de la supervivencia en el mundo) y tienen el groove necesario para empezar moviendo el piecito y terminar bailando ghetto-style. Si todavía eres de los que se quedaron por encimita, métete al género mediante esta banda, con este disco recuperaron la vibra que los volvió legendarios. (Ah, y también tocan todos sus instrumentos.) -Baxter

04 Gorillaz – Plastic Beach

La importancia de Damon Albarn en la historia de la música es irrefutable, Plastic Beach es una de las piezas clave en su carrera, no solo por el aporte sonoro y de composición logrado por Albarn sino por la cantidad de monstruos de la música que logró juntar para grabar y presentar el disco en vivo. Desde Paul Simonon y Mick Jones de The Clash, Little Dragon, Snoop Dogg, Bobby Womack, Gruff Rhys, De La Soul hasta Lou Reed. ¿Se necesita decir más? -Chinix

El mejor disco pop del año no vino de la mano de Lady Gaga, Kylie Minogue o algún otro personaje famoso del género. El mejor disco pop fue creado por Damon Albarn y un gran, gran… gran número de invitados que van desde De La Soul hasta Lou Reed, pasando por la mitad de The Clash y Snopp Dogg.  Basándose en temas relacionados con la ecología y la melancolía de la vida plástica moderna, Gorillaz usa el pop para criticar al mismo pop. En “Superfast Jellyfish”, Albarn critica a la industria musical comparándola con comida rápida, mientras que en “On Melancholy Hill” combina el pop con una letra completamente melancólica, logrando uno de sus mejores sencillos pop desde las épocas de Blur. El resto de los invitados complementan el disco agregando un poco al basurero pop creado por la banda animada. ¿Y qué decir de “Stylo”? Candidata segura para canción del año. -LGKing

03 LCD Soundsystem – This Is Happening

Si me quedaba alguna duda de que este disco es el mejor del año, la presentación que acaban de dar en la Ciudad de México me lo tatuó en el cerebro. En teoría, el This is Happening es el colofón a la carrera de LCD Soundsystem y dará paso para que su líder James Murphy haga otras cosas por su cuenta. De ser así, gracias James por estos tres discos, gracias. -Chinix

02 Neil Young – Le Noise

Nos quitamos el sombrero ante un hombre de 65 años que decidió correr a su banda (sencillamente no les habló), y con su guitarra eléctrica y vasta experiencia en el estudio de grabación, se metió a una mansión en Los Angeles junto con un productor. El resultado de su experimento es un disco de colección. Neil Young cuenta historias, su guitarra distorsionada crea paredes de sonido, atmósferas íntimas que te hacen pensar que el legendario guitarrista está en una esquina de la habitación, como autista, cantando sobre el rumbo de la humanidad, sobre la pérdida de los niños, de los colores. Le Noise (además del chiste hacia el productor, Daniel Lanois) es una fotografía profética del apocalipsis por venir. -Baxter

01 Arcade Fire – The Suburbs

Puede que sea una selección evidente, y quizás hasta burda, pero hacer un disco tan entrañable como The Suburbs, en el que a través de simples historias de la vida urbana de la juventud americana nos recuerdan que  la vida era sueños y esperanzas que no iban más allá de las cuatro cuadras de nuestro pequeño mundo es sumamente reconfortante y doloroso a la vez. Épico, grandilocuente, y sumamente puntual. Un disco que desde su salida no ha dejado ni mi tocadiscos ni mi dispositivo móvil. -Chelito

Este grupo parece no poder equivocarse y comprueban su talento con The Suburbs. A pesar de no tener canciones épicas como “Wake Up” o “Intervention”, The Suburbs prueba ser el álbum más mainstream del grupo, ese disco que los convertirá en una de las bandas más importantes del planeta. El disco cuenta la vida suburbana estadounidense, utilizando referencias a la monotonía y cultura consumista gringa, Arcade Fire narra una historia a través de  cambios musicales que van desde el rock estadounidense a la Bruce Springsteen hasta el new wave a la Blondie. “Ready To Start” y “Month of May” muestran el lado rockero del grupo mientras que “Sprawl II” y “Half Light II” muestran influencias electrónicas. Puede que no tenga canciones que resalten tanto como en los otros discos de Arcade Fire, pero como conjunto, The Suburbs es el mejor disco de los canadienses. -LGKing

(Video: Arcade Fire – The Suburbs)

 

…Y hasta aquí llegamos… ¿Cuáles dejamos fuera? ¿Cuáles fueron tus favoritos del año? Bienvenidos sus comentarios.