03 Suena Tremendo

La actriz y el genio

Dicen que la mayor fuente de inspiración de los grandes artistas a lo largo de la historia han sido las mujeres: musas, que por lo general han tenido un papel pasivo en el proceso creativo, y han limitado su participación al derroche de belleza y encanto nato.

Las cosas han cambiado, y en esta ocasión les presentaré un par de proyectos donde la mujer no es la musa, es quién lleva la batuta y cambia el paradigma. Detrás de una gran mujer, a veces, hay un gran hombre. Les hablo de Charlotte Gainsbourg y Zooey Deschanel, dos bellas actrices de cine alternativo que tienen además una carrera musical considerablemente sólida y poco a poco están creando su propio legado…

Charlotte Gainsbourg
Charlotte es hija del musico francés Serge Gainsbourg y de la actriz y cantante inglesa Jane Birkin, es ella, quién incita a su pequeña hija a incursionar al cine a muy temprana edad en 1983, y ese mismo año también hace su debut en la música al lado de su padre.

Después de varios discos adolescentes, en 2006 Charlotte Gainsbourg lanza 5:55, un disco que hace en colaboración con el duo francés Air y con Jarvis Cocker de Pulp, es en ese momento donde nace su formula de crear discos al lado de artistas reconocidos en el mundo de la música alternativa.

En 2007 Charlotte es operada de emergencia por una hemorragia cerebral provocada por un accidente esquiando en el agua, esta operación provocó que se le hicieran varias pruebas llamadas Imagen por Resonancia Magnética, que sus siglas en francés son IRM. El sonido de esas maquinas la dejó muy marcada, lo que la llevo a nombrar de esa manera (IRM) el disco que lanzaría en este 2010. La historia de este disco comienza cuando Gainsbourg conoce a Beck en el estudio mientras mezclaba su disco The information junto a Nigel Godrich, este encuentro duró sólo diez minutos, pero días más tarde se reencontrarían en un concierto de White Stripes en el cual Beck tocó el bajo. Ya en backstage Beck y Charlotte hablaron de hacer algo juntos y simplemente sucedió.

Beck era la persona adecuada para traducir en hermosas melodías esos sonidos escalofriantes

 

El resultado de esto es IRM, un álbum compuesto y producido por Beck que consagra a Charlotte Gainsbourg como cantante e intérprete, en palabras de Gainsbourg, Beck era la persona adecuada para traducir en hermosas melodías esos sonidos escalofriantes de maquinas que escuchaba en el tubo mientras recibía las resonancias magnéticas, durante todo ese tiempo Charlotte pensaba que podía crear música grande. Todos esos ruidos se transformaban en ritmos y sabía que los podría aprovechar de alguna u otra manera, finalmente, de la mano de Beck, la actriz y el genio hicieron gran disco.


Charlotte Gainsbourg / Heaven Can Wait

She & Him
La actriz Zooey Deschanel se juntó con M. Ward (un prominente productor de la escena independiente de Portland, Oregon) para formar She & Him, esto se dio luego de que se conocieran en el set de la película The Go-Getter mientras ella filmaba. El director Martin Hynes, los presentó con la consigna de que grabaran un dueto para usarlo en los créditos de la película. El resultado fue tan generoso, que Deschanel decidió mandarle sus viejos demos a Ward. Tiempo después él le regresó la llamada para ofrecerle grabar apropiadamente sus canciones y finalmente deciden formalmente crear She & Him como una banda.

La participación de Zooey Deschanel en She & Him va más allá de ser la cantante del dueto, ella toca el banjo, el piano y compone las letras y melodías, para su primer disco llamado Volume One, la primera etapa se desarrollo básicamente por correo electrónico debido a los compromisos de cada quién, eventualmente Deschanel tubo que viajar a al estudio de Ward a finalizar el álbum.

El próximo 23 de marzo She & Him lanzará su segundo disco llamado acertadamente Volume Two, en el cual Deschanel y Ward insisten en mantener las cosas del lado orgánico, con la premisa de que su dinámica de trabajo debe de ser el complementar las necesidades del otro, para este disco Zooey compuso todas las canciones del disco (letra y música), mientras que Ward se enfocó básicamente en la producción y en los arreglos para crear una música realmente hermosa.

Una pareja musical perfecta, un romance sonoro, que sin duda, suena tremendo.

 

 

 

 

 

She & Him: In the Sun