Zoé: puro ‘love’ en el Auditorio Nacional

Una noche inolvidable para los fans

Ocesa/ Chino Lemus

Cuando una dosis de tu música favorita te hace el día, la noche o la semana puedes dormir a gusto, aun cuando sea miércoles y debas ir a la escuela, a la oficina o levantarte a hacer el quehacer al otro día.

Así nos hizo sentir Zoé anoche en el Auditorio Nacional después de largo, largo tiempo de no presentarse en la Ciudad (“su ciudad”, dijo León Larregui) de México y menos en este lugar, a donde justo hace años las mamás y abuelitas de todos fueron nomás a verlos, sin que ellos sintieran la energía que vivieron anoche, nos aseguró el vocalista, que anduvo de lo más feliz.

No sólo él, Sergio Acosta (guitarra), Jesús Báez (teclados), Ángel Mosqueda (bajo) y Rodrigo Guardiola (batería) tocaron para mover a chavitos, millenials y godínez de varias edades, que se hicieron uno para corear “2013” y bailar a gusto desde la segunda canción, “10 A.M.” y seguirse con “Fin de semana”, “Últimos días”, “Vía láctea”, “Nada, “Nunca”, “Fotosíntesis”, “Arrullo de estrellas”, “Shangai”, “Poli” (su rola con ritmo más grupero, bromeó León).

De aquí siguió un momento cumbre con “Death” (¡qué manera de corear-gritarla de muchos fans!), “Paula” y “Labios rotos”, hasta que León dijo que ya iban a tocar la última: “Cámara lenta”. Como todos gritamos que no, él contestó que ya llevaban “un chorro de canciones”. Pero ya se sabe que ante su banda favorita, uno es un león insaciable, y los Zoé están enterados de esto, claro, por eso el vocalista nos “consoló” diciendo que sólo era el final de la primera parte. Era la pausa para el único encore de la noche y todos nos calmamos, y también descansamos un poco.

Sólo un poco, pues no tardaron en volver a salir, y si algunos esperábamos que León apareciera con nuevo vestuario, afortunadamente no fue así, siguió encuerado: pantalón y chamarra de cuero negro, lentes (no oscuros, por ventura), barbita y melena algo crecidas y, de nuevo, “toooda la actitud”. Parece que en cuestión de look,  el vocal de Zoé le dijo adiós a los ponchos, anoche se vio como todo un rocanlover.

“S.O.S” para más relax, “Luna”, “Repilectric”, por supuesto que la maravillosa “Soñé”, con la versión que ya siempre tocan y con la que te sientes enamorado aunque no lo estés. Luego “No me destruyas” y su himno: “Love”, también en la versión para sus conciertos, ¡y a bailar se ha dicho!

Antes de esta última rola, Sergio nos dijo que el día 2 fue el cumple de León y le cantamos “Las mañanitas” mientras él, entre atacado y abrumado, tocó un poco la guitarra para que no se oyeran tanto. Tampoco faltó el momento-conciencia-social que ya parece característico de León: nos pidió ser rebeldes y luchar “por todo lo que se pueda”, así. Que no hay que dejarnos ni olvidar las cosas tan terribles que nos han hecho. Un ¡viva México! de León y nuestro planeta se quedó en el Auditorio Nacional, fue por un tiempo y nunca fue nuestro plan, fue puro love, love, love con Zoé, y así nos hizo el día, la noche y la semana.

También checa:

¿Se dice changuitos o chonguitos?

Café Tacvba para corazones rotos

– Abrirán pista de hielo del Zócalo este 5 de diciembre

La reivindicación de los godínez

10 cosas que aprendimos de Chabelo

– Los errores de Javier Alarcón y su salida

Cosas en las que le atinó (y falló) ‘Volver al Futuro’

– 35 regalos para Kim Kardashian por su cumpleaños 35

– Burger Boy: la extinción de los dinosaurios brontodobles

– #FrasesDespuésDelSexo

– Asalto con violencia en la colonia Morelos

– Balacera en Tacuba; la policía detiene a dos