Vice: lo absurdo en la modernidad

Una serie difícil de ver pero repleta de reflexiones.

HBO

Parece que al pronunciar las palabras “mundo moderno” de repente, como por arte de magia, se borran todas aquellas acciones del ser humano que lo separan de los “tiempos bárbaros” donde todo era violencia. Creemos que por vivir en el año 2013, la modernidad nos libra de la sinrazón.

Y de pronto llega Vice para desmentirnos.

HBO Latinoamérica presenta una serie de documentales de la revista estadounidense Vice que buscan retratar los contrastes e ironías del mundo moderno, poniendo el dedo en la llaga sobre temas tan controversiales como las guerras de la actualidad, la trata de personas, los asesinatos políticos, la inestable situación nuclear en Cachemira, las modas extremas que derivan en violencia, etc.

Pudimos ver los primeros dos capítulos de Vice y lo que nos encontramos fueron imágenes crudas, temas controversiales, buena fotografía, investigaciones profundas y riesgos de los reporteros.

En uno de los capítulos, pudimos conocer la historia de unas mujeres de Corea del Norte que buscaban escapar de su país para tener una mejor calidad de vida. Pero como las cosas no iban a ser tan fáciles como solamente ir hacia el sur y ya (la frontera entre Corea del Sur y Corea del Norte es una de las más tensas y vigiladas del mundo), la travesía tendría que ser hacia el norte, hacia una China nada amigable con los migrantes y a una Tailandia que prefiere ser neutral y repatriar a los intrusos.  Lo que les espera, si es que son repatriadas a Corea del Norte, es una vida en un campo de reclusión, y aunque logren escapar, si los norcoreanos se enteran, sus familias en su país sufrirán las consecuencias.

Así, los periodistas de Vice siguen el paso a paso de su trayecto, poniéndose incluso en peligro.

En el otro episodio se trata el tema de los niños suicidas que, con engaños, explotan su cuerpo en mil pedazos para dañar objetivos enemigos en Afganistán. Y ya no les contamos más porque vale mucho la pena que lo vean por ustedes mismos. 

Las imágenes en la serie son crudas y algunas podrían ser demasiado impactantes para ciertas audiencias, pero es probable que sólo así surtan efecto los intentos de manejo de la ironía de los productores y el contraste entre la seguridad que “el mundo moderno” nos ha querido vender y la cruda realidad que, aún en el 2013, muchos seres humanos están viviendo mientras lees esto. 

Vice, la serie, entra sin duda en la categoría de “reality check”, así que si eres fan de este tipo de esclarecimientos, sin duda debes verla. Se estrena este 4 de junio. 

COMPARTE
Editor Digital de Chilango. Ama los tacos, la tecnología, los gadgets y el cine. Los videojuegos le enseñan a vivir. Twitter: @poketronik