Una visita a las Grutas de Cacahuamilpa

Un paseo por las grutas de cacahuamilpa

Viernes 

Visitar Taxco es el sueño de toda(o) amante de la plata, pero también del aventurero que quiere conocer una ciudad colonial y la tradición minera en el interior de la República Mexicana. 

De entrada, y luego de instalarse en el hotel de su preferencia, salgan a respirar el ambiente de un pueblo mágico que les ofrecerá una caminata por sus hermosas calles y un paseo por su atractivo centro, en el que podrán apreciar el día a día de sus habitantes. 

Pasen por la Parroquia de Santa Prisca, la más importante del estilo barroco que sobresale desde su construcción en el siglo XVIII, aunque seamos sinceros, en Taxco lo que sobran son iglesias. 

Cerca del centro también encontrarán la Casa Borda, una construcción especialmente atractiva en la que se aprecian los monogramas de la Sagrada Familia. 

Para rematar la tarde, pueden pasar a comer al restaurante La Hacienda, ubicado cerca de la Plaza Borda. Pidan una de las especialidades, el pozole verde.

Cuando llegue la noche, revivan un paseo por sus calles y sientan el folclor de esta ciudad bellamente iluminada y encuentren un lugar atractivo en su caminata que les atraiga para un trago nocturno. 

Sábado 

El sábado prepárense para conocer las Grutas de Cacahuamilpa, ubicadas a una hora al sur de Taxco, a las que pueden llegar en su propio auto o en transporte público. 

Les recomendamos llegar temprano y tomar el tour por esta maravilla de la naturaleza, en la que podrán practicar ecoturismo, y ver cómo en la época prehispánica se habitaban. 

La iluminación de estos espacios enclavados en la tierra, formadas por cuevas con estalactitas y estalagmitas, es un espectáculo de color que vuelve más atractiva aún la visita. 

Al regreso, no dejen de caminar por el Tianguis Sabatino de Plata, que concentra una gran cantidad de artesanos de la ciudad que se instalan en puestos temporales en calles aledañas a la Terminal de autobuses. 

Llévense una buena lanita para surtirse porque querrán comprar todo, desde collares, aretes, cadenas, anillo, pulseras, esclavas y artículos de decoración hechos a base de este apreciado metal. 

Domingo 

Lo primero que deben hacer es un recorrido por el teleférico de la ciudad, que podrán tomar desde lo alto del Monte Taxco. Quedarán sorprendidos por la vista. 

Será obligada una visita al Cristo Redentor, ubicado en lo alto del Cerro Atache. Su magnificencia los dejará sorprendidos y comprenderán por qué en la región abundan las iglesias y los centros de veneración religiosa. 

El domingo también será un excelente día para visitarl algunos museos, como el Guillermo Spratling, en el que encontrarán piezas prehispánicas y platería. 

El Museo de Arte Virreinal, que tiene una exposición permanente de arte virreinal religioso. 

No olviden aplicar el plan y regresar para contarnos sus aventuras.