Tolerancia Cero para oficinistas

Cómo prevenir otro ataque godínez

Sucedió lo que todos temíamos. Ese empleado tranquilo, apacible, bonachón, que no pensaba en otra cosa que en el día de quincena, en ir a la venta nocturna de Suburbia o el Palacio, en que llegara el fin de semana para emborracharse con sus compadres, en el destino de sus próximas vacaciones o el próximo puente, enloqueció. De pronto, un mínimo detalle detonó la explosión e hirió a seis de sus compañeros porque… alguien usó su computadora sin permiso.

Para evitar ataques como el sucedido hace unos días en las oficinas de la Secretaría de Salud en Paseo de la Reforma, y ante la inutilidad de los exámenes psicométricos de algunas instituciones, nosotros proponemos: 

Tolerancia Cero para godínez

Detector de metales y revisión rayos X: Aunque en algunas oficinas ya existen estos filtros, proponemos que ahora sean más exhaustivos, como en el aeropuerto. Que a cada oficinista le hagan quitarse los tenis, zapatos, botas de pitón o lo que calcen. Que sus pertenencias sean pasadas por los rayos X para ver que no traigan nada peligroso.

¿Qué consecuencias traerá esto? En primer lugar, ya no podrán meter de contrabando, pan, dulces, charritos, coca-colas, golosinas y demás, que siempre suelen vender en las oficinas y que además merman la salud de la godiniza, que les provocan obesidad y diabetes.

Tacones de aguja: Aunque las godinettes se ven más lindas en tacones, se les marca mejor el chamorro y despiertan pasiones entre todos los compañeros, éstos pueden ser un arma mortal. Piénsenlo, un golpe en la cabeza con un tacón de aguja podría mandarnos al otro mundo. Prohibidos.

Cúters, abrecartas, tijeras y en general todo objeto punzocortante quedará prohibido. Esto es una obviedad, pero para evitar cualquier tentación u oportunidad, estas potenciales armas blancas no podrán permitirse en ninguna oficina. En su lugar podrá haber tijeras para niños de preescolar, reglas de plástico y objetos inofensivos que suplan estas funciones.

Comida en tópergüer: Los oficinistas somos muy confiados y cuando alguien lleva algún alimento (si es que a las enchiladas, chilaquiles, chicharrón en salsa verde, salpicón, sardina a la mexicana, chorizo en papas, y demás etcéteras, se les puede llamar alimento) ahí estamos pidiendo “un taquito”. Pero el ser confiados nos puede llevar a la tumba. La venganza de algunos de nuestros compañeros puede venir en unos chiles rellenos capeados con veneno. Quedará prohibido comer de los guisados de los demás.

Ojo: Así como en los aviones, ahora los únicos cubiertos permitidos deberán ser de plástico desechable.

La guillotina: Nada más peligroso que ese artefacto con el que suelen cortar el papel milimétricamente. Cuando alguien te pida que le ayudes a sostener algo para cortar podrá ser en realidad un momento que aprovechará ese psicópata que tienes de compañero para cortarte los dedos. Cuando alguien pierde la cordura, de nada servirán tantas cuentas pagadas con los vales de despensa en su cantina favorita. Por eso, estos aparatos quedarán prohibidos. Ahora cortarán los papeles y hojas con reglas T como en la Vocacional.

Departamento de mantenimiento: Esta área de la empresa, institución u organización será la más cuidada y resguardada. Ahí se almacenarán las herramientas, aparatos, y demás que en un atentado godínez pueden ser las armas perfectas para lastimar a tu prójimo. Se buscará, por medio de Head-Hunters al personal idóneo para esta área, que hayan sido entrenados en Israel o de perdida que hayan trabajado como custodios en algún reclusorio del DF. Ellos también serán un grupo de ataque y de rescate en algún momento de crisis.

Prohibido hablar de futbol: Estudios de la Universidad de Minezzota, campus Chimalhuacán, han demostrado que uno de los temas que más prende y enemista a los oficinistas es el panbol. Para evitar una revuelta o batalla campal, este tema también quedará vetado. Podrán hablar de beisbol, basquetbol, esgrima, o cualquier otro deporte, pero no de soccer. Es por el bien de todos. Obvio, también estarán prohibidas las apuestas.

61031Atentado godínez
Atentado godínez (Getty Images)

¿Qué harían ustedes para prevenir otro atentado godínez?