Amigos habidos y por haber

Especial.

A la familia no la escogemos, a los amigos sí… Bueno, no a todos, pero amuchos sí. Aceptemos que –como Bart yMilhouse– tenemos varias amistades que sólo se dieron por convenienciasgeográficas, porque nuestros papás eran amigos o porque llevamos sentándonosuno al lado del otro desde primaria. Y, ya creciditos, nos dimos cuenta que, de no haber sido por eso, jamás hubiéramossido amigos de esa persona.

Ése es sólo un ejemplo. En realidad, hay tantos tipos de amigos que intentar incluirlos a todos enun post como éste es algo imposible, irresponsable y estúpido (que son todas las razones quenecesito para hacerlo). A continuación una bonita compilación de todo tipo de amigo habido y por haber.

Amigo, ven te invito una copa… Y a que le des a siguiente.

Aviso: Escribí en masculino. Sin embargo, aplican para ambos sexos.