Todos, pecho tierra

Una vez más, el presidente Calderón ofreció condolencias y dijo que se buscará a los responsables, esta vez lo hizo por la explosión ocurrida en un ducto de combustible de PEMEX en San Martín Texmelucan, en Puebla.

Sí, por supuesto que hubo muertos. La cifra de muertos se elevó a 27 (entre ellos diez niños), 52 heridos (cinco de ellos graves), cinco mil evacuados, 32 casas destruidas y 83 viviendas dañadas.

No hace falta ser un genio para saber las causas, pero bueno, por si hacía falta: Noé Peñaloza, Presidente Municipal de San Martín Texmelucan, dijo que el accidente se debió al mal estado de las instalaciones por falta de mantenimiento.

http://www.youtube.com/watch?v=SD0Bq7LlYJUvg

Por si faltaba más acción en este set de mala película, el combustible también se regó en las aguas del río Atoyac, así que también hay un río de fuego en la zona. Sólo falta Stallone para que todo sea una mala broma. Lástima que no lo es.

Como siempre, fue la gente del lugar quien intentó contener la tragedia y buscó frenar el avance del fuego con cubetas y extintores.

Cuando creías que las cosas no podían ir peor, ya lo sabes, siempre se puede.