Describimos a estos odiosos personajes

Especial

ADVERTENCIA: El siguiente texto hace uso de muchos anglicismos (préstamos lingüísticos del idioma inglés hacia otro; en este caso, el nuestro) tomados  del lenguaje común en internet. Así que si usted es un puritano de la lengua española, simplemente traduzca los vocablos utilizados y ya… De lo contrario disfrute del contenido, relájese y, si corre con suerte, ríase. Gracias.

Probablemente se están preguntando, ¿qué es un troll? O tal vez no. Pero, de igual forma empezaremos por explicar sus turbios orígenes, los rituales que los distinguen y cómo atrapar a uno. Después describiremos los tipos de troll más comunes.

Empecemos:

¿Qué es un Troll?

Troll es una palabra usada en el universo del internet para describir a aquella persona que gusta de hacer comentarios provocativos, fuera de lugar, o simplemente tetos en cualquier foro que se lo permita, con la finalidad de molestar. 

Aunque este término se gestionó en la red, está empezando a formar parte del vocabulario del día a día y ahora ya no sólo se denomina troll a aquella persona recluida en una silla frente a su computadora, sino, a todo aquel inviduo que parece cuchillito de palo.

Ritual de un troll

El ‘modus operandi’ de un troll consiste  básicamente en estas actividades:

1. Observa a su alrededor para detectar cualquier anomalía o criatura indefensa que se pueda atacar. Si el objetivo no tiene forma de defenderse, mejor. Si el ataque puede ser a través de internet, perfecto.

2.- Analiza detalladamente las debilidades de su objetivo. Puede ser lo que sea. De hecho, no importa lo que se diga, mientras sea provocativo, basta. Desde un “te ves gordo”, hasta un movimiento más ingenioso es aceptado. El chiste es provocar una reacción.

3.- Lanza el ataque y espera un resultado. Si es por internet, probablemente la espera sea muy corta. 

¿Cómo atrapar un troll?

Ahora, si uno es víctima de estas curiosas criaturas puede atraparlo de una forma fácil y divertida. Además, esto ofrece la oportunidad de que usted mismo se vuelva troll de su troll, generando una especie de trollception que lo convertirá en el rey de las bromas. 

Los pasos para atrapar un troll también son tres:

1. Prepare una carnada. Haga alguna actividad donde ponga en riesgo su integridad, ya sea física o moral. El troll será incapaz de contenerse ante tal provocación y usted podrá atraparlo con las manos en la masa.

2. Grabe un video de su fechoría. Prepare un perfecto escenario donde pueda grabar las actividades de su troll. Asegúrese de que la fechoría pueda ser demostrable, ya sea en formato de fotografía, video o audio. Esto resultará muy útil en el futuro.

3. Publique la captura*. Una vez que el troll cayó directito en su trampa y usted grabó todo, súbalo a internet. De esta forma podrá vengarse de las atrocidades de su troll personal y convertise en troll supremo. 

*Probablemente la satisfacción sea muy breve, pero seguro se sentirá muy bien al respecto.

Siendo positivos y pensando que usted llegó a este punto, seguro querrá saber qué tipos de troll existen, y tal vez descubra que usted mismo es uno.