Acceso A Cosas Terribles. Y Nos Gusta

Lo no bueno de la red.

flickr.com / daAlex


Antes de que existiera Internet las cosas terribles de la
vida eran pocas y no eran tan gráficas. 
Secuestros, asesinatos, ataques terroristas,
raperos chinos
y catástrofes naturales eran de lo que nos enterábamos.  El mundo siempre ha tenido cosas
horribles y nosotros estábamos enterados de algunas. 

Y de repente sale Internet, y viene acompañado de: videos de miedo, escatológicos, sites como rotten.com, el video que nos mandaron a todos de la
chava a la que le disparan, videos de peleas de niñas de 13 años afuera de sus secundarias, subastas de niños,
Delfín, la Tigresa del Oriente, Wendy, las tacleadas al Dr. Simi, etc. 
La enfermedad del Ser Humano ahora
tiene un canal gratis y es Internet. 
He visto cosas que no le deseo ni a mi peor enemigo.  Imágenes que no logro borrar de mi
mente.  Una en especial de un
hombre que se enamora de un caballo y literal muere amándolo.
  Internet ha abierto la puerta para que
lo que sólo podías conseguir en VHS en el mercado negro ahora lo puedas tener a
2 clicks de distancia.  Películas
como Hostal no nos sorprenden, porque ya vimos el documental en Internet.

Películas como Hostal no nos sorprenden, porque ya vimos el documental en Internet.

Si
creen que estoy quejándome y llorando cual bebé, sólo busquen Two Girls One Cup
y luego hablamos.  Jesús.