Subirte a un toro mecánico

Dado que montar un toro de
verdad puede ser peligroso (eso si en primer lugar logras acercarte a uno)
proponemos montar el toro mecánico, que además tiene el plus de ser sexy.
Manita arriba, sombrerito de vaquero, chic@ guap@ luchando contra la maquina… uff!
Horas y horas de diversión sana arriba y abajo del toro.

La próxima vez que te
acerques a una feria, no te pongas a jugar a las canicas y ¡súbete al toro!