Su idioma

¡Pero aún así los queremos!

 

¿Por qué lo hacen?

Los papás viven en “otro planeta”. Usan frases que hace mucho nadie usa, y de pronto te salen con un “qué suave conjunto estás escuchando, hijo”, y te avergüenzan enfrente de la gente. Puntos extra para los chorromil refranes de ocasión que las mamás siempre se sacan.

 

¿Cómo contrarrestarlo?

Tenles paciencia, pero hazles saber que esas palabras están en desuso. Papá, ya no se dice conjunto, sino banda (o grupo, mínino). Y mamá, los refranes no siempre son buenos ni expresan lo que un evento significo para uno en realidad.

 

¿Tenemos razón al engentarnos?

La verdad, no. A lo mejor cuando tú seas grande y le digas a tus hijos “qué chido, güeeey”, te van a mirar feo, se van a poner rojos y te va a decir “papá, eso ya no se dice”. Empatía.