ST, UV y WX

Pensando en la Central de Abastos

Anibal Barco.

Hay monstruos en la ciudad, monstruos que comen monstruos que comen monstruos, que comen monstruos que comen monstruos. Éste que vamos a mostrar es uno perfectamente calculado, uno casi imperceptible, silencioso, que si falla o transmuta lleva todo al borde del caos.

Éste destaca por sus 30mil toneladas de alimentos, 70 mil empleados y 300 mil visitantes diarios. Pero también con los más de 8 mil millones de dólares que circulan en sus pasillos, sus mil 480 locales comerciales, las dos mil toneladas de basura que genera, las mil 200 bodegas de frutas y verduras, su estación de radio, etcétera.

Éste es nuestro monstruo, uno que amamos y odiamos y en el que casi nunca figuramos.