Soy totalmente Palacio

Esa publicidad que no olvidamos nunca.

Especial


Producto o servicio

El Palacio de Hierro


¿Por qué es chido?

Otro que se prestaba a innumerables bromas. Se hizo famoso
en manos de Olabuenaga, cuando era LA publicista que México esperaba. Era como
el deseo "aspiracional" de la clase media: vestirse totalmente en el Palacio de
Hierro.


¿Por qué lo recordamos?

Porque en un principio los comerciales eran muy interesantes
y con propuesta, aunque ya hayan degenerado en una caricaturización de un
montón de tipas materialistas que prefieren darse de comer a los leones que
perder su vestido corte imperial para la boda de su primita la Cuquis.

¿Cumplían con su promesa?
Eh… digamos que sí. Aunque la mayoría de los que presumen
ser totalmente Palacio no llegan ni a Julio.