10 cosas que hacer mientras prende tu computadora

Si tu computadora es más lenta que un vals bajo el agua, checa esto.

iStock

Llegó el momento de prender la computadora. Te armas de paciencia, aprietas el botón de encendido y esperas a que se digne a responder. Podrías quedarte ahí sentado viendo la pantalla sin hacer nada de provecho, pero nosotros encontramos en estos momentos una oportunidad de hacer todo aquello que no puedes hacer “por falta de tiempo”.

Métete a bañar

¿A quién le caería mal un duchazo veloz? O sea, no es como para que eches tus geles de burbujas y lo conviertas en la hora del spa, pero meterte a bañar mientras tu computadora arranca es una buena opción para aprovechar el tiempo. Ojo: checa si está prendido el bóiler, no vaya a ser la de malas que te metas y te congeles por falta de previsión.

Márcale a tu mamá para saludarla

O a tu abue, o a esa tía que vive solita y que nadie le tira un lazo. El punto está en preguntarles cómo están y hacerles sentir queridos. Seguramente te querrán contar sus aventuras cuando eran pequeñuelos, pero… ¿qué más da? Lo más probable es que cuando terminen su relato, tu computadora apenas esté reaccionando.

Checa el Facebook desde tu celular

¿Qué estará haciendo tu ex?, ¿cómo se habrá puesto la fiesta el viernes?, ¿quién cumplirá años hoy? Todo es un buen pretexto para deambular un rato por las redes sociales y enterarse de los últimos chismes que rondan por ahí. Quizá, de paso, puedes darle “Me gusta” a la foto del chico/a que te gusta.

Preséntate con tu nuevo vecino

No está de más hacer nuevos amigos, así que ve a la puerta de tu nuevo vecino y preséntate con él. Puedes contarle un poco sobre el tráfico que se arma a las 8 de la mañana en la avenida que está a un lado, o bien, sugerirle algunos puntos estratégicos para matar el hambre por las noches. Siempre es importante saber en dónde venden las mejores quesadillas por la zona.

Límpiate el ombligo

O quítate la cera de la oreja. Aprovecha estos minutos para darte una limpiadita, sólo recuerda que el ombligo es de cuidado (sobre todo por las cosquillitas que dan), te recomendamos usar hisopos y unas gotitas de aceite de bebé para mejores resultados. La oreja también con precaución, no te vayas a lastimar.

Prepárate una botanita

Si tienes cacahuates, limón y chamoy en tu alacena, ésta es la oportunidad de sacarles provecho. Ponte creativo, experimenta con nuevas creaciones y dale un toque personal a esa botana que has comido igual por tanto tiempo. Y bueno, no está de más decirlo: si a tu computadora aún le falta, puedes lanzarte a la tiendita y adquirir cosas nuevas para agregarle a tu creación. El cielo es el límite.

Trata de escribir al revés tu nombre

Podrías creer que esto no tiene nada de provechoso, pero piensa en ese momento en el que te encarguen a tu sobrinito y no tengas cómo entretenerlo. Practica cómo escribir tu nombre al revés y si te pones muy aventurero, podrías echarte el abecedario completo.

Tómate una selfie y cambia tu foto de perfil

Vamos, ¿hace cuánto que no actualizas tu foto de perfil? Escoge un buen sitio, cerciórate que la iluminación sea la correcta y elige alguna prenda que te haga lucir muy bien. Al principio puedes hacer caras chistosas, eso te relajará para cuando intentes sacar la definitiva. Una vez que tengas la que te haya gustado, entra a tu perfil y cámbiala. Espera con gusto los comentarios favorables.

¿Qué te parece? ¿Qué otras actividades lúdicas podrías hacer mientras esperas pacientemente a que arranque tu computadora? Propuesta chilanga: ahorra y lánzate a comprar una nueva compu con un procesador capaz de encenderla en menos de un segundo.

*El texto anterior no forma parte del contenido editorial de Chilango