Sabes que te gusta cuando…

Acéptalo, ya caíste

Getty Images

Hablemos de que alguien te gusta. Desde hace algunas semanas notaste que tu atención se desvía levemente en la mesa de al lado, el cubículo de al lado o el salón de al lado. 

Acéptalo, ya caíste. Alguien se ha apoderado de tu interés y ya comienzas a sentir ciertas cositas que te alegran el día o te deprimen porque el prospecto en cuestión no te pela. Hablamos de un amor platónico. 

Enumeramos los síntomas más frecuentes y recurrentes que te hacen saber que sin duda, ese ente que apenas tiene nombre ya te hace sentir maripositas en el estómago y te hace fantasear.

1. La primera impresión jamás se olvida, así que te diste cuenta de que era lind@ desde el primer momento en que l@ viste.

2. Después de esa ‘primera vez’, comenzaste a buscar su presencia en el mismo lugar y en otros cercanos.

3. Ya te cachó viéndol@ y lo primero que vino a tu mente fue ‘¡muero de la pena!’.

4. Tratas de colarte en su campo de visión a como dé lugar, frecuentando los sitios a los que va.

5. Has soñado con él/ella y has despertado con una sonrisa por acordarte.

6. Has llegado al punto de preguntarte cómo besará y a qué olerá.

7. Tus amigos ya notaron tu obsesión o decidiste contarles sobre tus sentimientos.

8. Ya l@ stalkeaste y sabes con quién come, qué música le gusta, con quién habla en redes sociales; en general sus gustos e intereses.

9. Has comenzado a escuchar esa música y a leer sobre todo lo que menciona en su time line.

10. Ya intentaste hacerte amig@ de sus amigos.

11. Te inscribiste a los mismos cursos o clases que él/ella.

12. Has sentido celos de que platique con alguien más (aunque tú seas un/una cobarde que no se atreve a hablarle).

13. Ya comenzaste a sentirte en depresión porque no te animas a acercarte. 

Lo que sigue es que te quites la cobardía y rompas el hielo con un hola a ver qué pasa. ¿Te animas?