Romper El Espejo

flickr.com / Scrunchleface

Si rompes un espejo tendrás 7 años de mala suerte.  Pero soy muy feo y me gusta romper
espejos, ¿qué hago, señor Zanassi?

Mira, pequeño Jimmy, hay una explicación muy sencilla para
esto.

Resulta que el espejo era un elemento mágico de adivinación, si
se rompía era para no mostrar una imagen aterradora del futuro.  

Lo de los siete años es porque, supuestamente, un cuerpo tardaba ese tiempo en renovarse. Sencillo.

Sin embargo, clavémonos y malviajémonos mucho más en otra teoría que dice así: Si tomamos en cuenta que nuestro reflejo es otra versión
del original, al causarle desperfectos al espejo nos hacemos daño a nosotros
mismos.

Al causarle desperfectos al espejo, nos hacemos daño a nosotros mismos.

Por lo tanto, dañar el espejo es hacer lo mismo con el alma. Son 7 años por la creencia de que el
cuerpo experimenta un cambio en la constitución fisiológica cada siete años.

Conclusión: 
Sólo díganle a la gente "no manches, ¡cuánto has cambiado!" cuando cumpla
múltiplos de 7 años.