Rock Band con los cuates

 

La crisis está muy dura y ya no cualquiera puede salir a gastarse sus quincenas en un bar, antro, cantina o téibol. Lo de hoy es el ahorro y quedarse en casa, pero… ¡Ajá! Hacerlo con un twist de diversión (traducción: algo no tan patético como quedarte solo viendo Friends mientras comes papitas del Waldo’s).

Acá te presentamos 5 opciones para divertirte en casa sin gastar mucho dinero.

 

 

¿En qué consiste?

Muy fácil: alguien presta el Rock Band, otro presta el Xbox o el Playstation, alguien presta la casa, alguien presta las botanas, alguien presta el alcohol. Se trata de que todos cooperen con su granito de arena.

 

¿Cuál sería el twist?

Jueguen en modo World Tour, a ver si muy machos. Hagan apuestas a ver quién saca más porcentaje en determinada canción. Aventúrense: el que es bueno con la guitarra debe intentar con la batería, y el que sólo canta que lo saquen por huevón. Y cuando ya estén muy borrachos, no se preocupen: en el Rock Band 2 puedes jugar en el modo No Fail. A balbucear y darle porrazos a los instrumentos se ha dicho.

 

Mejóralo con…

Forma equipos con tus amigos. Cada uno póngale nombre a su banda, construyan su personaje y definan sus influencias: que sea guerra de bandas. Establezcan puntajes mínimos. Quien no los cumpla tendrá castigo, como tomarse 3 caballitos de tequila de golpe (y así, borrachos, será más difícil coordinar). La banda ganadora tendrá el privilegio de… ser la banda ganadora. Si hay más presupuesto, que todos los demás les inviten los tacos.

 

Precio aproximado

Si tienes todo el equipo, sólo lo que te cueste el alcohol. Si no, entre el Rock Band con todo e instrumentos y la consola te viene saliendo casi en $10 mil. Mala opción si lo que quieres es ahorrar.