Reseña del cómic ‘X-O Manowar’

Visigodos contra romanos y... ¿aliens?

En Editorial Kamite no le tienen miedo a Spiderman ni a Batman, por eso nos invita a leer historias diferentes (neta, se vuelan la barda) que probablemente, si no fuera por ellos no nos llegarían de ningún lado.

En esta ocasión se trata de “Espadas y campos abiertos”, título del primer número de X-O Manowar. Si pones atención desde la portada, notarás algo raro, esas manchas verdes no son normales, parecen salpicaduras ¿consecuencia de un golpe? En fin.

La acción se desarrolla en Pollentia, al norte de Italia, en el año 402 (*) de nuestra era, durante la etapa final del antiguo imperio romano. Los visigodos están bajo su yugo. Cuando los primeros necesitan a los últimos, los contratan para combatir (son la carne de cañón, o mejor dicho de catapulta), y las demás ocasiones arremeten contra ellos, con mejores armas y en mayor número.

Como la neta no está nada chido morir al servicio del imperio o por su espada, los visigodos en vez de retirarse luchan aunque están en desventaja, animados por Aric Dacia, un personaje valiente e impulsivo. 

¿Recuerdan que les dijimos que había algo extraño? Bueno, pues luego de la derrota, Aric y compañía descubren que el enemigo está cerca de su campamento, pero no se trata de los romanos, sino de una visita interplanetaria que los llevará de paseo, aunque por “paseo” debe entenderse “se los llevan como prisioneros“.

Hay una armadura misteriosa de la que ninguno de los extraterrestres es digno, ¿tal vez un humano? Aric no se va a quedar de brazos cruzados, buscará la manera de escapar y regresar a su hogar, aunque eso será más difícil de lo que él piensa. El primer tomo es corto pero vale la pena, es una trama ingeniosa de Robert Venditti, ilustrada por Cary Nord.

Sobre el arte, quizá no sea tan memorable, pero no dudes de que es un trabajo de buena calidad, se utiliza mucho el recurso de sombras (el momento en que se separa la armadura fue lo que más nos gustó en este aspecto). Las viñetas vienen en diferentes tamaños, eso le da dinamismo a la lectura. Las batallas son buenas, pero visualmente es un poco más atractiva la segunda parte, en la que aparecen los marcianos (que, por cierto, no llegaron bailando ricachá).

Visto desde otro ángulo, es una breve lección de historia: Al abrir el cómic, lo primero que nos recibe es una tabla comparativa entre romanos y visigodos, no la menosprecies, aporta información extra que enriquece la historia, incluyendo la extensión del imperio, los diferentes tipos de armas y otros datos. A lo largo de las páginas podemos ver cómo era la convivencia y la jerarquía de aquel entonces. La verdad es un excelente material didáctico para las escuelas (al menos esta primera entrega).

X-O Manowar es parte del Universo Valiant, una editorial de nivel que no le pide nada a Marvel ni a DC, sus personajes son sólidos y su arte está cuidado. Hay que tener en cuenta que es el comienzo de la historia y las cosas se van a poner mejor más adelante.

Los pilones: En la portada viene un código QR que al escanear con tu smartphone te abre un video con la voz del protagonista, si lo pones encima de su boca es como si estuviera hablando, es un extra buena ondita. Y al final trae un fragmento de las primeras páginas de Harbinger, otro cómic que próximamente publicará Kamite, también parte de Valiant. 

http://www.youtube.com/watch?v=L93ecy332-k
70819X-O Manowar
X-O Manowar (Facebook oficial Editorial Kamite)

(*) En el cómic dice “402 A.C.”, me imagino que eso se quedó en inglés (After Christ).