Recuérdame

Esa publicidad que no olvidamos nunca.

Especial


Producto o servicio

Gansito


¿Por qué es chido?

Una sola palabra, un target específico (niños y adolescentes
con problemas de autoestima), un solo personaje inconfundible (el Gansito
tierno que al paso de los años se ha hecho más rebelde y hasta patina y usa la
cachucha al revés, bien irreverente él).


¿Por qué lo recordamos?

¿Por qué recordamos el RECUÉRDAME? Porque es imposible no
recordarlo. Es inolvidable. Es tan recordable (término bien de publicista) que
olvidarlo sería como despertar un día y no saber cómo te llamas.


¿Cumplían con su promesa?

La verdad, sí. Porque, como ya dijimos, es imposible de
olvidar. Ay, se nos antojó un Gansito y un abrazo de mamá.