Previo: Killzone: Mercenary

¿Será el FPS que merece Vita?

SCEA

Siendo sinceros, la historia del PlayStation Vita está más llena de sombras que de luces. De vez en cuando parece que Sony, y los demás desarrolladores, lo han olvidado. Sin embargo, en el E3 pasado hubo varias señales que nos indican que podría venir un renacimiento de esta consola portátil. Una de ellas es precisamente Killzone: Mercenary, del cual jugamos ya una versión beta y he aquí nuestras impresiones.

Para empezar, debes saber que éste es un FPS y es justo este género al que no le ha ido nada bien en la consola, aunque al inicio se nos dijo que los controles del sistema iban a servir para jugar este tipo de títulos. Los desarrolladores no se pusieron las pilas, pero eso está por cambiar con Mercenary.

Lo que notarás desde un inicio serán los gráficos sobresalientes del título: esto es así porque se construyó tomando como base una modificación del motor gráfico del mismísimo Killzone 3 para PS3. Lo más impresionante de todo es que la calidad gráfica no se ve afectada en el multiplayer en línea que jugamos.

Aquí tienes modos tanto de “deathmatch” como basados en objetivos, así como un sistema de clases, combate, mecánicas y tipos de juego que ya conocemos, y que hacen de este tipo de juegos lo que son.

También contarás el modo “Warzone” que se juega en equipo, con rounds divididos en varios periodos, dentro de cada uno de los cuales deberás completar objetivos específicos; al terminarse el tiempo, el round llega a su fin haciendo un recuento para ver cómo te fue.

Otra cosa que nos gustó es que hay una coherencia muy bienvenida entre el multiplayer y el modo para un solo jugador, no sólo en las mecánicas de juego, sino también en la moneda que se utiliza en el título. A lo largo de las misiones del modo de un jugador, y dependiendo de tus acciones, podrás ir acumulando más y más, con lo que desbloquearás diversas ventajas como granadas, armas, armaduras, etc. Pero también en el multiplayer puedes hacerlo, dando origen a un juego orgánico que invita a jugar al modo de un jugador a aquellos que sólo compran este tipo de juegos para masacrar a desconocidos en línea, y viceversa.

Durante el combate, cambiar de armas es muy sencillo y rápido, por lo que la acción vertiginosa destacará. Te darás cuenta de ello al estar en pleno combate, con enemigos saliéndote hasta por debajo de las piedras y tú, casual, cambiando de armas como si hicieras malabares, al estilo de las mejores películas de acción. Esto lo harás usando el pad análogo en lugar de la pantalla táctil, lo cual para nada es un error, ya que se siente cómodo y el acceso a las armas es rápido.

Aunque el movimiento de la mirilla se ve un poco afectada por las palanquitas de Vita, esto se compensa con la respuesta acertada de los controles que, obvio, podrás modificar para que se adapten lo más posible a tu modo de juego particular. Lo malo es que no pudimos utilizar demasiado la pantalla táctil, pero cuando lo hicimos pudimos realizar muertes brutales, y así ganamos más lana.

También sobre el control hay que decir que deberás practicar para acostumbrarte a él, sobre todo si es la primera vez que juegas un FPS en una portátil, pero no habrá mayor problema a la larga.

Este beta se enfocó en el multiplayer y no quedamos decepcionados. Vamos a ver cómo va evolucionando el juego, sobre todo ahora que tendremos un beta abierto para todo el público. ¿Jugarás Killzone: Mercenary en tu Vita?

http://www.youtube.com/watch?v=VOV_rVrnezE

Killzone: Mercenary

Publica: SCEA

Género: First Person Shooter (FPS)

Clasificación: M para audiencias maduras

Salida: 10 de septiembre 2013

Consolas: Vita

COMPARTE
Editor Digital de Chilango. Ama los tacos, la tecnología, los gadgets y el cine. Los videojuegos le enseñan a vivir. Twitter: @poketronik