Presumidos

Especial

Mira mi iPhone, mira mi BlackBerry, mira mi Evo, mira
cómo mi celular es mejor que el tuyo y me da más onda… y blah. 

Ok, ahora salte de tu cuerpo, vete un
día completo a usar ese celular y date cuenta de que te ves ridículo.
 

Sí, tal vez parezca que estoy ardido porque mi
celular apenas y toma fotos. ¿Pero saben qué? Es la verdad.  Aún así, si yo tuviera un cotizadísimo smartphone, en menos de 20 minutos sería odiado por aquellos que me rodean.

A continuación encontrarán varias conductas provocadas por estos teléfonos (no quiero ni saber lo que va a pasar con los iPads).

Dejen de chatear en su BB y denle a siguiente por favor.