Polaroids del orgullo gay

Algunos acontecimientos que vale recordar de la tan esperada marcha.

Polaroids del orgullo gay

Algunos acontecimientos que vale recordar de la tan esperada marcha del orgullo Lésbico, Gay, Bisexual y Transgénero. 

Por Wenceslao Bruciaga

Y como diría el buen Juanga, Así fue… Por fin llegó el día tan esperado la comunidad gay de la Ciudad de México. El día donde los que gustan de la cahondería de aventarse un buen faje con alguien de su mismo sexo, pueden hacerlo en plena luz el día, en medio del asfalto de la Avenida Reforma, frente a los ojos de unos capitalinos cada vez menos ingenuos y espantados, acostumbrados ya a ver de todo. Pero no todo fue miel sobre leathers y trasvestis, y un tremendo diluvio terminó por interrumpir el orgullo, ni modo, Diosito no nos quiere. Aún así, hubo momentos que valieron la pena. Aquí, las cinco instantáneas de la XXXI Marcha por el orgullo LGBT:

1 Un tipo vestido de militar diciendo: “¡Nunca más vuelvo a venir a estar marcha! Siempre vienen puras jodidas viendo a ver quién las saca de jodidas!” Lleva diciendo lo mismo desde hace unas tres marchas.

2 Una mamá cuidando que el vestido de drag no su hijo no se le caiga el dobladillo.

3 Una drag que más bien parecía la vestida de Simba, El rey león, retocada por el Dr. Del Villar y con el maqillaje pintado de la tigresa.  Lo mejor eran las cintas que llevaba en la nariz… para que no se le cayera…

4 Algunos chicos de no más de 21 años tomándose fotos con los güeritos extranjeros… bugas, por cierto…

5 Entre una muchudumbre de decenas de cientos, un solo cartelito verdes fosofo con letras rojas que decía: No más crímenes de odio por homofobia.