Pirulís

¡Salto nostálgico a mil!

 

¿Por qué era tan genial?

Era una paleta en forma de cono que tenía todos los sabores del mundo en uno solo, como explosión de colores. Una de las paletas más antiguas, y también la más duradera: no importa cuántas chupadas le dieras, jamás se acababa.

 

¿Cuál es nuestra versión adulta?

Omitiremos esta parte, porque luego nos dicen pelados y quién sabe qué cosas más.

 

Nivel de diabetes

9.9