Piñatas fantásticas (y dónde encontrarlas)

Dale, dale, dale...

Llegó diciembre y con ello la bonita tradición de las posadas. A pesar de que muchas veces este festejo es un vil pretexto para perrear y chupar, una de las pocas tradiciones que siguen vigentes es la de romper piñatas.

Pero eso sí, no cualquier clase de piñatas: lo que antes eran cazuelas de barro con picos que simbolizaban los siete pecados capitales, hoy por hoy son personajes de ciencia ficción, del espectáculo o hasta del Tren del Mame en turno —bendito internet—.

Aquí les dejamos cuatro lugares chingones para comprar piñatas y por qué rifan.

Dale Dale

107338Ay goeeeeei.
Ay goeeeeei.

Si quieres lucirte en tu fiesta con una piñata original, checa el trabajo que hacen estos cuates. Tienen desde el submarino amarillo de los Beatles hasta la cabeza de Deadmau5, pasando por un Rancor de Star Wars ¡tamaño natural! y otras más infantiles, como El Principito o los ositos polares de Coca Cola. Eso sí: tienes que hacer tus pedidos con anticipación, porque estos artistas ya están a otro nivel y sus trabajos están muy demandados. Pero de que están rifados, ni quién lo dude.

[Checa su página aquí]

Horario de Atención Telefónica
Lun – Vie de 9:00 a 13:00 y de 15:00 a 18:00
Sábados de 9:00 a 13:00
Tel: (55) 41672585

Email: pinatas@daledale.com.mx

La Piñatería Ramírez

107339Los Reyes del Mame
Los Reyes del Mame

Ellos son los reyes indiscutibles de la creatividad y el mame. Cuando algo se descontrola en las redes sociales, son los primeros en hacer piñata y venderla como pan caliente. ¿Que Kim Kardashian enseña el cabús? Piñata. ¿Que Alejandro Fernández es visto semiencuerado un antro con dos acompañantes? Piñata. ¿Que Donald Trump se convierte en el personaje más odiado por los latinos? Adivinaron: piñata. Los últimos trenes del mame a los que se han subido es al de Lady Wuuu y al de los Quince años de Rubí, de los que ya hicieron su respectiva efigie de cartón y engrudo. Ahora bien, aunque estas piñatas no están en chilangolandia, sino en Reynosa, no temas: ellos hacen envíos a la CDMX, a cualquier lugar del país e incluso han enviado al extranjero.

Para pedir tu piñata, contáctalos al 01 899 962 1739

Checa sus otros trabajos en su fanpage [haz clic aquí]

Las piñatas de Circuito Interior

107340Los peces son amigos, no comida...
Los peces son amigos, no comida…

Si eres chilango y te urge una piñata chida, es decir, no quieres pasar por el trámite de un pedido y lo tuyo es escogerla personalmente, también hay opciones: sobre Circuito Interior, en el tramo que se conoce como Avenida Melchor Ocampo, hay varias piñaterías que tienen gran variedad y seguro alguna se adapta a tus gustos: desde las clásicas que piden los chamacos (como las de princesas o superhéroes), hasta algunas más cotorronas como pokebolas o de Plants VS Zombies. Están más o menos a la altura de la Plaza de las Estrellas, pero del otro lado de la avenida.

[Checa aquí la nota que hicimos hace tiempo de una de esas piraterías]

La Merced/Mercado de Sonora

107341La vieja confiable
La vieja confiable

Sí, a veces el plan es tener la piñata más chingona, pero nuestra triste realidad es que las cosas están cada vez más caras y la neta es que para gastar tanto por algo que va a terminar siendo molido a palos, pues mejor optamos por la opción económica. Para eso siempre está “la vieja confiable”, o sea, el Mercado de la Merced y el Mercado de Sonora, que están casi juntos. En estos mercados del centro podrás encontrar desde las piñatas tradicionales (de esas de picos) hasta las de personajes del cine que están de moda. Eso sí: no esperes que se parezcan mucho, la mayoría tienen la misma forma y nada más les cambian la ropita para que den el gatazo. Pero vaya, están baras y te sacan del apuro. Aquí se vienen a surtir muchos que luego las revenden en sus respectivas colonias, así que tu bolsillo te lo agradecerá. 

Mercado de la Merced (Metro Merced, Línea Rosa).

Mercado de Sonora (Fray Servando Teresa de Mier 419, colonia Merced Balbuena).

¿Y tú qué le vas a poner a tu piñata? ¡Ay muchas cosas, wuuuuu!

También lee:

Un consejo de Luis Gerardo Méndez para los que vean Club de Cuervos

Quitan el árbol de la glorieta de los coyotes en Coyoacán

La historia de las nochebuenas y la Navidad