Penicilina

flickr.com / Adri?n Afonso

Otro descuido. El científico escocés Alexander Fleming estaba trabajando con unasbacterias en su laboratorio en Londres. Al llegar las vacaciones, se fue de viaje dejando varias muestrascerca de una ventana. Cuando regresó, se dio cuenta que había mucho moho en lasmuestras pero que, alrededor de este hongo, las bacterias ya no estabancreciendo, ello a causa de lasustancia secretada por el moho a la que llamó Penicilina.

¿Saben la cantidad de medicinas nuevas que hay en el piso demi regadera?