Para la habilidad de interacción social…

Para el nuevo Día del Niño

 

…que se va a los golpes

¿Qué es?
Un luchador de plástico, con las rebabas de rigor en extremidades y esquinas. Viene con capa de material plástico (recortada de una bolsa para la basura) y su mascarita integrada.

¿Cómo se juega con eso?
Primero: se le pone una película de El Santo al escuincle en cuestión, para que se inspire. Segundo: se le “pica el orgullo” diciéndole que seguro en su escuela le dicen “mariquita”, “mariposón” o “delicado”. Acto seguido: se le pone enfrente el luchador de plástico. Funciona como sublimación plastificada de la ira interna, una catarsis por menos de $15 en cualquier tianguis.

 
¿Qué clase de destreza estimula?
Defensa propia, orgullo personal, dignidad, masculinidad, sentido de la competencia, pelea cuerpo a cuerpo.

Chidómetro:
10, porque es barato pero no por ello menos cool.