Pancho Villa

De la redacción

 

¿Y éste qué?

¿De verdad tenemos que decirte quién fue Doroteo Arango, alias Pancho Villa? Bueno: revolucionario. Cosa curiosa: nadie sabe muy bien por qué se cambio el nombre. Algunos dicen que fue porque tuvo que escapar, y después se unió a la banda de bandoleros lidereada por Francisco Villa, y que cuando éste murió, Doroteo adoptó el nombre del jefe. Otros dicen que su padre, Agustín Arango, era un hijo no reconocido de Jesús Villa, y que Pancho, al crecer, adoptó el que tendría que haber sido su apellido. Como sea, Villa se partió la cara por Madero, luego se la partió contra Carranza y Obregón, fue breve gobernador de Chihuahua, y (la proeza por la que todos lo queremos) mandó a sus tropas a invadir el pueblo de Columbus, Nuevo México, en enero de 1916.

¿Cómo sería en la peda?

Pues la mera verdad es que Villa no tomaba. Eso no le impidió llegar un día al bar La Ópera, acá en el Centro Histórico, y echar unos balazos, de los cuales todavía hay un agujero en el techo. Al menos eso dice la leyenda. Igual, no hay tos: si bebes con Villa, entras a todos los antros. Seguro.