Palito Ortega

¡Ay, dolor!

 

¿Quién es este tipo?

Argentino con el nombre más pateador de traseros de la escena bolerística-rock light hispanoamericana: Palito (oh, ¿quién podría cansarse de escribir su nombre?) inició su carrera artística aprendiendo a tocar la batería y la guitarra, mayoritariamente influenciado por su ídolo Elvis Presley. También le entró a la polaca, pero al parecer se desencantó. ¡Regresa, Palito, regresa!

 

¿Qué cosas canta?

Palito cantaba cosas lindas. De hecho, llegó a ser conocido como “el chico triste de las canciones tristes”, por su look lánguido y tímido. Claro, eso debía venirle por el nombre (ok, ya, lo vamos a superar).

 

¿Por qué le gusta a mi mamá?

Porque debía sentirse sensacional que le preguntaran: “¿quién es tu cantante favorito?” y responder: “Palito… Palito Ortega”. Y porque era el muchacho setentero de los exitazos ni tan rockeros ni tan baladísticos, sino por ahí en medio.

 

Exitazo

Esta joya, “Corazón contento”: