Nuestros famosos gay-friendlys

Nuestros famosos gay-friendlys

Martes gay: celebridades que apoyan la causa rosa

Columna gay Chilango

Nuestros famosos gay-friendlys

Si las comunidades gay en el mundo tienen sus famosos que apoyan la causa rosa ¿por qué nosotros no?

Por: Wenceslao Bruciaga

Algunos países y ciudades del mundo tienen sus héroes gays. Con diferente personalidad, eso que ni que, pero gays al fin y al cabo. Por ejemplo, Washington D.C. tiene a Bob Mould, quién fuera vocalista de una legendaria y seminal banda de punk, Husker Dü allá por los ochenta, hoy es todo un oso machote portavoz de la comunidad gay y promotor del matrimonio entre personas del mismo sexo en su estado. Londres tiene a su actor Rupert Everett y el alcalde de París Bertand Delanoe, una de las capitales más importantes del mundo, es abiertamente gay y ya cuenta con un fuerte apoyo político para postularse como candidato a la presidencia de Francia… Pero en este planeta globalizado, México también tiene a sus héroes a la altura de los antes mencionados… eh si, esto último fue un sarcasmo.

Poliéster: este personaje viene a ser algo así como la versión afeminada del Mofles, bien mexicano, bruto y por demás insultante, para los gays y los meseros, oficio del personaje. Es interpretado por un actor de nombre Gustavo Murguía. Un exceso de jotería, lo peor, es que los mismos gays mueren de risa cuándo lo ven. ¿Homofobia disfrazada de humor mexicano?

Doña Márgara Francisca: el slogan de esta quesadillera travestida es “Tengo un hijo gay” pronunciado así con la A. Lo interpreta Eduardo España, otro hombre (¿será que vestirse de mujer es el último recurso de éxito masculino en la televisión mexicana?) de nombre Eduardo España, el colmo es que esta señora se coló a una marcha por el orgullo LGBT y los manifestantes le aplaudían con auténtica devoción… ¿Metáfora de aquello de que los pueblos tienen los gobernantes que se merecen?

Juan José Maniguis: de nuevo, otro hombre, travesti a medio terminar, según esto de rol activo y traumado con no ser rubia natural. Si bien Desde Gayola fue un punto de referencia en la televisión mexicana con una propuesta abiertamente gay, a veces este hombre desesperaba por su abuso del cliché. Con todo, es de los consentidos de la comunidad gay mexicana.

Christian Chávez: el gran logro de este lánguido cantante instantáneo fue el de salir del clóset frente a las cámaras de las revistas de chismes. Fuera de eso, no escribe sus canciones, no toca un instrumento, tiene voz de karaoke y apenas si puede articular dos oraciones seguidas cuándo da entrevistas. No obstante, es como de los respetables estandartes de la cultura gay azteca.

Gloria Trevi: Fue parte del clan de culto Trevi-Andrade, estuvo presa en Brasil y en México, la acusaron de perversión de menores y hasta dicen que se deshizo de su bebé. Pero basto con interpretar una rola pseudo disco y grabar un video de liberación travesti, para que a la regia le valiera el título de Reina de la comunidad LGBT.


Columnas anteriores:

Polaroids del orgullo gay

Marcha gay: los básicos
Me enamoré de ti en un chat
Un puñal en serio

Los discos indispensables del clóset

Por una Cuba libre… de prejuicio
Los discos que los gays nunca tendrán

Notas relacionadas:
¿Papás gays?
Asesino a domicilio