Revista Chilango

Las 100 canciones que marcaron nuestras vidas

Octubre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Checa las ventajas y desventajas de este 'juguetito'.

Probamos el HTC One S

HTC One S Cortesía HTC One S
30 de mayo de 2013

En algunos gadgets como los smartphones existen las llamadas gamas “altas”, “media” y “baja”. Lo que esto significa básicamente es qué tan completo es el aparato que estás comprando y también indica qué uso le podrías dar. Una gama baja es lo más básico que existe, una gama media es para entusiastas de la tecnología y que quieren usar tu aparato para mucho más que sólo tuitear, y la gama alta son teléfonos más completos para aquellos que son muy exigentes y usarán su Gadget para negocios y trabajo además de todo lo básico.

En este caso presentamos esta breve explicación para que más o menos te vayas haciendo una idea de cómo es el HTC One S, que podría ser considerado un teléfono de gama media. También cabe decir que dentro de su gama es de los mejores teléfonos que podrás obtener por tu dinero.

Primero una pequeña aclaración: en el mercado existe el HTC One X y el HTC One S, que parecen lo mismo, pero el segundo (y del que hablaremos a continuación) tiene una pantalla más pequeña y su resolución es menor, pero obviamente esto también se refleja en un precio más económico.

Diseño

Comencemos por el diseño: si no te gusta llamar la atención y prefieres un teléfono ligero que no tenga una pantallota pero puedas meter en la bolsa de tu pantalón sin problema, el One S es buena opción para ti (algunos dirían que el One X es demasiado grande). Puedes usarlo con una mano sin problema y ver páginas de Internet de manera decente (no tan bien como en un One X). 

Otros puntos a favor es que es ligero, elegante y muy delgado (es de los teléfonos más delgados del mercado, de hecho). En tus manos se siente sólido y fuerte por el material con el que está hecho. Hacemos énfasis en lo de discreto: si tú asocias lo discreto con lo aburrido, entonces éste no es un teléfono para ti.

HTC One S

Desempeño

Prácticamente podemos decir que el One X y el One S están a la par en cuanto al funcionamiento de su procesador, pero el segundo no es el celular más rápido del mercado, si nos queremos ver muy estrictos.

Esto no te impedirá realizar varias tareas a la vez, como ver videos, explorar Internet, hacer llamadas, tomar una foto, etc. Es muy raro que te encuentres con problemas al cargar páginas web. Lo que sí puede decepcionarte un poco es que no puedes expander la memoria del teléfono mediante tarjetas, lo que a lo mejor te pone en aprietos si eres de los que toma miles de fotos o graba horas de video en HD.  Si te mentalizas a guardar este contenido en tu compu o en un disco duro externo, esto en realidad no te representará ningún problema.

Hablemos de la batería: si le das uso rudo al teléfono te durará unas 12 horas sin problema, pero si no lo usas tanto muy probablemente no tengas que recargarlo sino cada tercer día o cada día y medio.

Sistema operativo

Éste es uno de sus puntos fuertes, porque aunque viene con Android 4.0 (Ice Cream Sandwich) está enriquecido con la interfaz Sense 4.0, lo que implica varias ventajas exclusivas que no vas a encontrar en otras marcas, por ejemplo, puedes tener más escritorios, la barra de estatus se ve más limpia y se lee mejor, la pantalla de bloqueo es dinámica, etc. Muchas de estas ventajas son estéticas, pero la verdad hacen que el teléfono se vea único y no se parecerá a ningún otro, lo cual es un plus si lo que quieres es diferenciarte de los demás. 

HTC One S

Pantalla

Hablando de estética, siendo sinceros, otros celulares similares tienen pantallas mejores, pero si te compras el One S no vas a quejarte en lo absoluto. Recuerda que tiene ventajas como el precio, y su resolución es de 540 x 960 pixeles. Solamente si eres demasiado observador notarás que ciertos detalles no aparecen tan finos como en otros teléfonos, pero de ahí en fuera realmente la pantalla se ve muy bien, con mucho color.

Y hacemos énfasis en esto último, porque hicimos varias pruebas de visualización y el teléfono pasó todas, incluso se alcanza a distinguir todo en la pantalla bajo la luz directa del sol, lo cual creemos que es un gran plus.

Cámara

No hay queja en este departamento: tiene 8 megapixeles y el Sense 4.0 te permite tomar video y foto al mismo tiempo. El único punto negativo en este sentido tiene que ver con el diseño del hardware, porque el One S no tiene botón dedicado a la cámara (sólo puedes tomar fotos si abres el software mediante la pantalla táctil). Fuera de eso, la cámara es rápida, con buen balance de color y calidad. El video tampoco tiene ningún problema. 

En conclusión, el HTC One S tiene todas las características de los smartphones más poderosos del mercado pero sacrifica algunas cosas que muy probablemente ni te importan. El teléfono es ligero y fácil de manejar con una sola mano, y su velocidad no le pide nada al One X. Vale la pena invertir en el si no quieres un teléfono tan caro que ni siquiera vas a aprovechar al 100%.

Precio aproximado: $8,500

Texto  
¿Te gusta?