*

Manual de Etiqueta: Cómo comportarse en el cine (Los mandamientos de todo buen cinéfilo) | Chilango.com

Revista Chilango

50 lugares para comer
rico por menos de $150
Abril 2014
No. 125
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Los mandamientos de todo buen cinéfilo

Manual de Etiqueta: Cómo comportarse en el cine

Compórtense Getty Images Compórtense
06 de marzo de 2013

Ir al cine es una actividad respetable donde nos reunimos como hermanos para admirar las delicias del séptimo arte. Es un espacio de esparcimiento dedicado a la convivencia amena y respetuosa para olvidar los problemas de la vida diaria. Al menos, en teoría.

Ahora, la juventud ocupa este lugar consagrado a divertirse en la oscuridad con sus parejas. Ya no hay respeto por nada y es una verdadera pena. Ojala las cosas fueran como en los viejos tiempos.

Por eso, decidimos hacer un Manual de Etiqueta, para que el caballero chilango de hoy, sepa cómo comportarse en las salas de cine. Porque no hay nada más molesto que apreciar una película de autor mientras en la butaca de junto un par de adolescentes exploran las bondades de sus anatomías.

Aquí los 10 mandamientos del cinéfilo chilango. Tomen nota, por favor.  

- Respetarás el asiento de tu prójimo, sobre todas las cosas

No hay nada más molesto que ser molestado a media película por un tremendo patadón en la butaca cortesía del caballero de la fila de atrás. Es una de las peores sensaciones del mundo. Si tú eres de esos, mereces un castigo severo, o al menos ser expulsado de la sala. 

- No tomarás refresco en lata

O garnachas apestosas dentro de la sala. Imagina que estás viendo alguna película muy sensible como "Los Miserables", o "Perfume" y cuando estás viendo el sufrimiento de los personajes te llega el aroma inconfundible de  torta de huevo. Se arruina totalmente la experiencia.

- Guardarás silencio durante la película

Típico que estás metidísimo en la película y están a punto de matar a alguien en pantalla. Intentas concentrarte en lo que dicen pero un molesto parloteo de comadres no te deja escuchar nada. Te confundes, pierdes el hilo de la historia y lloras. Por favor, si hacen esto, ¡cállense! o al menos, no se hagan los indignados cuando reciban un tajante "¡shhh!" de parte de la sala.

- Recibirás una patada en el cerebro cuando suene tu celular

Aparentemente a la gente no le importa que justo antes de empezar la película pasen anuncios donde invitan al usuario a poner en silencio sus dispositivos móviles. Quizá son ciegos a esas advertencias, porque, ha pasado que durante películas que te mantienen al borde del asiento como "Actividad Paranormal" suene el celular a todo lo que da y la sala sufra un pequeño infarto. 

- Fajarás con tu pareja en silencio

A pesar de que el cine realmente es un lugar para admirar el lenguaje que los directores nos muestran, apreciar las interpretaciones de los actores y más aún, dejarse llevar por la historia, estamos conscientes que a fin de cuentas es un espacio a oscuras donde los jóvenes con calentura van a explorar sus cuerpos. El problema es cuando los gemidos y ruidos de placer son demasiado notorios y provocan la distracción de la sala entera.

- No pelearás por recargar tu brazo

El caballero de hoy debe saber elegir sus batallas, no puede perder la cordura por situaciones ridículas como esta. Es verdaderamente penoso observar cómo dos respetables ciudadanos pelean silenciosamente por recargar su brazo en la butaca. Lo peor es que nunca hay un vencedor. A menos que desde el inicio de la cinta optes por dejar inmóvil tu brazo durante dos horas.

- Serás cuidadoso con tus botanas

Las delicias de las dulcerías del cine son inigualables. Los nachos con queso aparecen como un verdadero manjar de dioses. Las palomitas son el acompañante natural de las películas, sin embargo, nunca falta aquél individuo que decide derramar su refresco, provocando que el piso de la sala quede pegajoso, o peor aún, aquella criatura del señor que degusta sus nachos con queso con mordeduras más escandalosas que los gritos en pantalla. 

- Guardarás tu celular

Cuando empieza la función, las luces se apagan, esto con la intención de que la experiencia visual sea más completa. No para que los ojos de quienes los rodean se deslumbren cada vez que un sujetillo decide sacar su celular para hablar por whatsapp con sus amiguis. 

- Pensarás en silencio

Los ingenieros en sonido han hecho una labor impresionante al crear sistemas que reproduzcan el sonido de la película de forma más real  para provocar una sensación más realista en las salas. Un trabajo, de verdad, respetable. Pero, algunas personas dejan esto a un lado y se dedican a externar en voz alta cada uno de sus pensamientos sobre la película: "No, no entres", "Qué guapa está Megan Fox" Por favor, no necesitamos saber sus ideas.

- No arruinarás el final de la película

Este punto va totalmente ligado al anterior. Si de por sí es molesto tener que escuchar los pensamientos obvios que pasan por su mente durante la función, nada peor que éstos sean acerca del desarrollo de la cinta. Lo más desagradable es cuando escuchas un "equis, ese no se va a morir, ella lo va a salvar". ¡Pum! se arruina toda le película.

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: