*

Manual de Procrastinación (Porque ser flojo no es fácil ) | Chilango.com

Revista Chilango

3ra. encuesta
anual de sexo
Agosto 2014
No. 129
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Porque ser flojo no es fácil

Manual de Procrastinación

28 de enero de 2013

Hay una epidemia de la que jamás hemos logrado escapar. Todos hemos sufrido esta seria enfermedad, pocos hemos sido comprendidos y nadie ha escapado de ella. Por supuesto hablamos de la flojera. Lo malo de esta "condición" es que no llega sola, sino que trae bajo el brazo a una compañera que complica mucho más las cosas: la procrastinación. 

La verdad es que somos débiles y no podemos escapar al 100% de ella, por lo que decidimos aplicar esa vieja frase que enuncia "si no puedes contra el enemigo, únetele" Y nosotros no somos quién para cuestionar esta sabiduría legendaria. 

Por estas razones y más decidimos hacer un Manual Perfecto Para la Procrastinación. Lean con atención y, si ya cayeron en sus brazos, no lo dejen para después... 

1. No hay prisa

Solamente se vive una vez, así que llévatela tranquilo y relájate. No quieres que la muerte te lleve cansado, ¿o sí? Así que, si alguna vez sientes la necesidad de terminar algo rápido, recuerda que Roma no se construyó en un día. Ni esos informes que te pidió tu jefe, mucho menos la tarea que te encargaron desde hace meses. ¿Quién tiene tiempo de apurarse en un mundo tan ajetreado? 

2. Existen mil pretextos

Cuando se trata de darle largas al trabajo, existen mil pretextos. Sé creativo, no apliques el típico "se murió mi abuelita": además de que es muy poco ético (y uno debe mantener su ética ante todo), es cruel y sólo funciona una vez. Así que, evítalo. Mejor piensa fuera de la caja y saldrás victorioso. No al cliché, sí a los nuevos pretextos.

3. "Ahorita" no te obliga a nada

"Ahorita" es una palabra eterna en el sentido que no tiene un plazo fijo. Es muy relativo y eso es algo que puedes usar a tu favor. Lo mismo puede significar una hora, que un día, que un año. 

Por ejemplo: "Ahorita te pago, ya no molestes", puede significar que estás a punto de saldar tu deuda, o que jamás en la vida la pagarás. Aprende a utilizar las bondades del lenguaje a tu favor. Te aseguramos que te salvarán de muchas. 

4. Mantén las expectativas bajas

"Intentar es el primer paso al fracaso" - Homero Simpson

Esas sabias palabras deberás tenerlas presente a cada instante. Así que si eres procrastinador profesional, tarde o temprano (muy tarde) deberás hacer las cosas, pero ten en mente que nada grandioso sale de la flojera. Así que no esperes que tu carrera de escritor empiece mientras te la pasas viendo televisión o escribiendo un blog sobre tu vida personal. 

5. Esfuérzate lo menos posible

Si decides volverte un experto en echar la flojera, deberás aprender a distribuir muy bien tu energía, no querrás agotarle toda de un jalón. Así que piénsalo muy bien, haz una pequeña planeación mental que te permita esforzarte lo menos posible. Tampco se trata de no hacer nada, nunca. Eso no es de flojos procrastinadores, eso es de perdedores. Nosotros tenemos dignidad y respeto.

El perfecto ejemplo de este punto es el video a continuación. Este gato aprendió a comer acostado para ahorrar el esfuerzo de levantarse. ¿Ven?, no es tan difícil

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: