Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Manual para sobrevivir la pesadilla

¿Qué hacer en caso de cruda moral?

13 de septiembre de 2012

b

La pesadilla empieza con ese incómodo momento cuando despiertas con un dolor de cabeza espantoso, como si te hubiera atropellado un autobús. Abres los ojos lentamente, escondiéndote de la luz cual drácula en primavera.

Te levantas al baño, ves tu rostro en el espejo, te mojas la cara y empiezas a hacer memoria. Poco a poco vas recordando todo lo que hiciste, desde aquél piropo nefasto a Martita, tu crush de la oficina, hasta el momento en que decidiste que bailar "Gangnam Style" en calzones frente a todos era una buena idea.

Lentamente, la vergüenza se apodera de tu ser, empiezas a hiperventilar y quieres escapar. Decides dejar la escuela, el trabajo, cambiarte de casa, cortar a tu novia, e irte del país por miedo a enfrentar a todos después de las ridiculeces que hiciste. 

Pues atentos, porque aunque parezca el fin del mundo, no lo es. (si contigo aplica lo de "gangnam style", estás frito)

¿Así que despertaste con ese hoyo en el estómago llamado "cruda moral"?, no teman, amiguitos y amiguitas. Nosotros les decimos cómo superarlo. Pongan mucha atención, sírvanse un sal de uvas, mucha agua y tomen nota.

1.- Corre a Facebook para borrar la evidencia.

fb

Lo primero que tienes que hacer estés en donde estés, es abrir tu cuenta de Facebook y ver si ya estás etiquetado en alguna foto comprometedora donde salgas bailando break en chones, prendiendo el cigarro al revés, acostado en la regadera con la cara pintada, o peor aún...¡HACIENDO DUCK FACE! (esta es una de las peores cosas que puedes hacer).

Si no estás etiquetado, cambia la configuración de tu facebook para que tengas que aprobar la etiqueta. A menos que quieras que tu familia se entere de que le propusiste matrimonio a Claudia, tu novia de 2 años con un arito de Totis.

2.- Revisa exhaustivamente tu celular.

p

Si algo nos encanta cuando estamos borrachos es hacer un pésimo uso del celular, ya sea mandando mensajes de amor a las 3 de la mañana  completamente ilegibles a la que nos gusta, como: "me gtas mcho, ¿qus semo noa?". Hablar completamente borrachos a nuestra ex para pedirle perdón, diciéndoles cosas como "Alejandraaa, perdóname (¡gulp!) por lo que tiiseee, juro que no lo vuelvo a haceerr (¡gulp!), sho ti amooo" o peor aún, tomar foto comprometedoras para subirlas a instagram.

Así que lo que tienes que hacer es revisar tu bandeja de salida, tus whatsapp, tus fotos e ir pensando en alguna buena excusa para cuando los demás te reclamen. Siempre podrás justificar tus acciones poniendo de pretexto que 'YOLO' (you only live once). Así habrás hecho el ridículo, pero con estilo.

3.- Fingir demencia.

En caso de que a raíz del punto anterior descubras que lo que hiciste no tiene perdón de nadie, lo mejor que puedes hacer es fingir demencia.

Cuando alguien te pregunte cómo fue que regresaste a tu casa en carro si llegaste caminando al bar, dile que no sabes de lo que estás hablando y regrésale las llaves de su carro, pídele perdón y dile que YOLO (aplica para todo).

4.- Pedir perdón.

Si descubriste que caíste en una trampa donde no puedes salir y fingir demencia no es suficiente, mejor pide perdón y promete que ya no vuelve a pasar. Ejemplo:

- Perdóname por lo de anoche, ya no lo vuelvo a hacer.

- ¿Ya no vuelves a tomar?

- Obvio sí, lo que no vuelvo hacer es aventarme del techo con una escoba y gritar que soy Harry Potter.

Tus amigos agradecerán una disculpa sincera y se dedicarán el resto de tu existencia a recordarte el ridículo que hiciste esa noche

Y si lo que hiciste involucra una infidelidad, siempre puedes recurrir al punto tres, argumentar que son puras mentiras, que esa noche tú no estabas ahí y correr por un ramo de rosas para pedir perdón porque con esto no te van a creer, pero te va a dar tiempo de arreglar las cosas.

5.- Toma valor.

Cuando decimos "toma valor" no nos referimos a que vuelvas a agarrar la jarra, sino que respires hondo, levantes la cabeza y salgas a enfrentar el mundo sabiendo lo que hiciste. Ya no te queda de otra, no eres ni el primero, ni el último que hace estupideces a causa del alcohol. En la historia han habido un sin fin de personajes que hacen el ridículo cuando se les pasan las copitas (León Larregui). Mejor relájate, sigue nuestros consejos y procura no hacer lo mismo en la próxima fiesta. 

Y si decides ponerte hasta las chanclas otra vez, vuelve a repetir los pasos y diles que prefieres ser borracho conocido que alcohólico anónimo.

s


Texto  
¿Te gusta?