Revista Chilango

Chilanga del año: Elena Poniatowska

Diciembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

La ropa, el celular y la conversación

2 de 3

Tips para la primera cita



Ropa

Acuérdense –aunque sean bellísimos por dentro y tengan toda la onda del mundo–, lo primero que va a notar la otra persona es lo que ve. Y si no le gusta lo que ve, el resto va a estar complicado. Así que vístanse bien, estaría bien que –si pueden– antes averiguen a dónde irán, para ver qué se ponen.  No los quiero llegando con chaparreras vaqueras a un recital de ballet.

No los quiero llegando con chaparreras vaqueras a un recital de ballet.

Pero ojo, tampoco exageren con la formalidad arreglándose muchísimo.  Simplemente logren que alguien que no sea su mamá les diga "te ves muy bien".

El celular

¡NOOOOOOOOOOOO!
  • ¡NOOOOOOOOOOOO!
  • No importa si la cita es con su esposo, su novio de 3 años o su mejor amiga, si durante todo el evento no suelta su cel para chatear o checar el Twitter, tienen todo el derecho de pararse y dejarlo ahí sin pagar.  Va lo mismo para ustedes, no saquen el cel a menos que sea de vital importancia. No lo dejen sobre la mesa y, por el amor de Jesús Cristo, no lean algo, rían y no le digan de qué se rieron.

    Por el amor de Jesús Cristo, no lean algo, rían y no le digan de qué se rieron.

    Después checan cuántos followers llevan, por ahora pónganle atención a la persona que está frente a ustedes.

    Temas de conversación

    Sepan cuándo callarse.
  • Sepan cuándo callarse.
  • Hablen de lo que quieran o lo que les sirva para darse... digo, para que les pongan atención. Sin embargo, estaría bueno que evitaran lo siguiente:  hablar de exes, de su historial sexual, quejarse del lugar donde están, lo bien que les está yendo en terapia, su fetiche por amarrar a la otra persona y luego forrarla de plumas para después hacerle el amor, los 33 gatos que viven en su depa, la maldición que les echó esa gitana en Turquía, etc. 

    Su fetiche por amarrar a la otra persona y luego forrarla de plumas para después hacerle el amor

    Hablen de lo que se sientan cómodos y de lo que no incomode al otro.  Sean honestos, pero sin excederse.

    2 de 3
    Texto  
    ¿Te gusta?