Ni te conozco ni te pago

Lo que dejó después de su gestión

estoycongaby.com

«Lo siento arquitecto, no le podemos pagar».
Eso fue lo último que escuchó Naím Libien Tella sobre un adeudo por 1.3 mdp,
por cuenta de la impresión de materiales promocionales de Gabriela Cuevas para
la campaña como candidata a jefa delegacional por Miguel Hidalgo en 2006
. Naím
llevaba ocho meses tratando de cobrar. De nuevo, como dos veces cada semana, al dueño de NL
Impresiones le fue negado el pago por el trabajo realizado. El dueño de
estaciones de radio y los diarios unomásuno y   Amanecer,
entre otros negocios, había surtido de volantes,
viniles y lonas a la casa de campaña de Cuevas,
en la colonia San Miguel
Chapultepec. No era la primera vez que ese hombre alto con cabeza a rape
apoyaba campañas políticas, sabía bien las reglas del juego: «si el candidato
gana, te pagan; si pierde, perdiste». Pero sí fue la primera vez que alguien
faltaba a su palabra: Gabriela Cuevas ganó, pero nunca pagó
.


Naím apoyó a Cuevas
desde mayo de 2006.
Mario Enrique Selvas Carrola, abogado y coordinador
operativo de la campaña de Cuevas -a quien Naím conocía desde 2001 como locutor
de un programa político en sus estaciones y como abogado en sus negocios- lo
llamó días después de integrarse a la campaña de Cuevas Barrón
. El empresario
‘contribuyó’ con las impresiones, y con publicidad en sus periódicos y horas de
propaganda vía Radio Chapultepe
c, emisoras de Radiorama y otras más del valle
de Toluca. «Las impresiones las facturé a precio de costo, como se suele hacer
en estos casos. Si sumamos las pautas de medios, serían más de 5 mdp»
, afirma
Naím.


El empresario interpuso
en enero de 2008 una demanda civil por juicio mercantil ordinario ante el juez
primero de lo civil para reclamar el pago de 28 facturas que sumaban poco más
de 1.3 mdp contra Gabriela Cuevas Barrón y/o el Partido Acción Nacional
, pues
es el instituto político quien desembolsa el dinero para las campañas de sus
candidatos. A pesar de que durante la campaña Cuevas y Naím se reunieron un par
de veces
, tras la demanda, en marzo de 2008, Cuevas declaró al juzgado que no
conocía a Libien Tella  y que
tampoco tenía una relación contractual con ese «mercader»
. El abogado de Naím,
Juan Manuel Amaro Arce (recomendado a Naím por Selvas, que se sentía «en deuda
moral» por el incumplimiento), aprovechó el hecho de que Cuevas recibía de
Acción Nacional un presupuesto para la campaña y lo ejercía libremente: eso
implicaba que ella pagaba directamente al proveedor. Eso se demostró fácilmente
al pedir al IFE los reportes de gastos de campaña. El fallo llegó 32 meses
después. En octubre de 2009, la Segunda Sala Civil del Distrito Federal, por
conducto de la Segunda Sala del Tribunal Superior de Justicia, condenó al PAN
al pago de poco más de 750 mil pesos. La serie de amparos y despachos jurídicos
contratados por el PAN no pudieron echar abajo el caso. Hoy está por ejecutarse
un embargo precautorio al PAN y «será cuestión de unos días para que se haga el
pago», cuenta Naím.


En su momento, Cuevas
presumió que sólo había gastado 950 mil pesos
, cuando su tope de campaña era de
1.2 millones. Tras comprobarse el gasto en NL Impresiones, los saldos del gasto
de campaña crecerían 75%
. Esto abre la posibilidad de que «alguien, quizá un
personaje local de Miguel Hidalgo»
, dice Selvas, pueda emprender la causa legal
por rebase de tope de campaña en contra de Acción Nacional y su candidata
.
¿Podría Cuevas quedar inhabilitada para contender por un puesto de elección
popular en 2012 a causa de esto?
Pedro Vázquez, experto en derecho electoral,
lo aclara: «Si no se ha presentado una denuncia, no se sigue de oficio, por lo
cual no hay por el momento ninguna investigación al respecto. Si se presentara
denuncia y se comprobara que excedió el tope de campaña, lo más probable es que
se aplique una multa al partido que la postuló (PAN)»
. La sanción no es
retroactiva
: a pesar de haber rebasado el tope de campaña, Cuevas puede contender en 2012 para el cargo que el PAN decida.