Nada junto a un tiburón ballena

Getty Images

Viernes 

La belleza de esta isla radica en el espléndido mar que la rodea, es casi una playa virgen que está dotada con flora y fauna que se ha podido preservar para que tú la mires con tus propios ojos. 

Te recomendamos que el viaje y la reservación del hotel la hagas el jueves por la noche para que tengas la posibilidad de disfrutar del lugar desde el viernes por la mañana. Algunos hoteles te dan la oportunidad de reservar tours que puedes hacer desde el momento de tu llegada, pero acá va lo que no te puedes perder. 

Intenta desayunar temprano y lánzate a la mejor de las aventuras de tu vida. Justo del mes de mayo a octubre, el tiburón ballena gusta de alimentarse cerca de las costas de la península de Yucatán, así que su dócil carácter te dará la oportunidad de nadar a su lado en el bello mar del caribe

Esta actividad llenará por completo tu expectativa del primer día en la isla Holbox. 

Sábado 

Es momento para que le eches un vistazo a la isla. Después, prepárate para explorar la laguna Yalahau, un lugar en el que podrás disfrutar de sus manglares y su famoso Ojo de Agua, tan espectacular por su agua fresca y cristalina del que te enamorarás. 

Ahí mismo tendrás la maravillosa oportunidad de ver a los flamencos rosas que habitan el lugar. Cerca de ahí está la isla Pájaros, donde verás la gran diversidad de aves que la adornan. Tantos las aves como el tiburón ballena, están acostumbradas a la convivencia con los humanos, así que no hay nada que temer. 

Domingo

Es el día del regreso, pero no por eso dejarás de aprovechar el lugar en el que estás. Te recomendamos ir a la playa, asolearte, tomarte unas bebidas refrescantes y disfrutar del mar. Es lo mejor que puedes hacer para relajarte antes de volver a la ciudad. 

Aplica el plan y después ven al sitio y compártenos tu experiencia.