Monumento a la Revolución

Feísimos...

VÍARuy Feben

¿Esto qué es?
Es un clásico. La historia es bastante bonita: originalmente, era el proyecto de Porfirio Díaz para el Palacio Legislativo. De pronto, ¡sopas!, que le cae la Revolución cuando el edificio estaba a la mitad… y pues ya. Se quedó como un arco doble, espantoso, al que todo mundo le mete mano.

¿Dónde está?
En la colonia Tabacalera.

¿Se podría poner más feo?
Difícilmente. Aunque, si las predicciones de guerra cada año 10 llegan, podríamos ver a algún otro proyecto en proceso quedándose como monumento involuntario.

 

¿Cómo los ves? ¿Cuál nos faltó? Ojo: estate atento, que tendremos una segunda parte de este rank…

Notas relacionadas:

Top 5: viejitos dementes
Top 5: ridículos políticos
Las 5 leyendas urbanas más jaladas