Mercado de Sonora

Creyentes y no creyentes, ¡acérquense!

En este lugar hasta la vibra es diferente, de entrada para pasear con cámara se necesita pedir un permiso, porque a uno no lo dejan andarse paseando y tomando fotos cual gringo en la ciudadela. Después hay que ir preparados para ver de todo. El mercado es famoso entre otras cosas por su experiencia en brujería, acá habitan en jaulas y en pésimas condiciones, cualquier cantidad de especies animales para realizar limpias y hechizos… escalofriante, y más bien se trata de seguir tu instinto a la hora de escoger con qué brujo te quieres leer las cartas, la mano o lo que sea.

Hay todo un pasillo especializado en estos temas, en el que también hacen limpias de esas en las que el señor te escupe.
Atravesar esta zona es una experiencia sumamente densa, hasta trabajo cuesta respirar. Dicen los que saben que no es muy bueno ir a este tipo de lugares donde hay tanto “brujo” junto porque  a veces no te cierran los chacras y se te meten vibras por todos lados… pero si quieres probar la verdadera experiencia de ir con un brujo que te quite el mal de ojo, este es el lugar. Y de paso no se te olvide visitar la figura del Niñito Ciego, un niño dios sin ojos y ensangrentado al que le rezan todas estas personas.

Mercado de Sonora.
Av. Fray Servando Teresa de Mier 419, esq. Calzada de
la Viga, col. Merced Balbuena.