Mensaje en una botella

Antes del e-mail

 

 

¿Qué necesito?

Una botella clásica, verde (si no encuentras, puedes usar una de vino, quitándole la etiqueta. Abstente de usar las de tequila, guarcadí y similares).

Una hoja de papel.

Un encendedor.

Tinta china y pluma.

Corcho.

 

¿Cómo se fabrica?

Primero tienes que darle al papel un tratamiento de antigüedad. Una opción es quemar levemente los bordes con el encendedor. Otra opción, menos común y más complicada, consiste en preparar una mezcla de café con agua, pasar la hoja por ella y luego colgarla en el tendedero con pinzas hasta que se seque.

Nah, nos quedamos con el encendedor.

Después, sólo tienes que escribir la carta, de preferencia con caligrafía tradicional, usando la tinta china y una pluma. Puedes verte más pro firmando la carta con un sello y parafina derretida. Enrolla la carta, métela a la botella y ponle el corcho.

Presentación: en una cubeta con agua.

 

¿A qué clase de persona le gustaría?

A los románticos con cierta nostalgia por las aventuras de marinos. Es una carta romántica que sirve lo mismo para hombres que para mujeres, porque su distinción es unisex.