Más de lo mejor

flickr.com/dev null

Los Twitstars

No importa si los odian o los aman. Lo chido de esto es que, de repente, todos podemos ser famosos en Twitter. Un buen tweet te lleva a que más y máspersonas te lean y, aunque es muy probable que nunca te conozcan en persona, seguiránleyendo lo que pones, dándole Fav, RT y quién sabe…, tal vez si tienes más demil followers puedes ligar más fácil diciendo tu nombre de Twitter en unafiesta. Hace que personas normales quesólo dicen lo que piensan, sean cierto tipo de "celebridades". Felicidades por inflarnos el ego, Twitter.

Los Hashtags y TT’s

Lo que tienen de buenos es que nos ayudan a matar tiempo deforma ingeniosa y divertida.  En cuantosale un TT que realmente vale la pena, ahí estamos horas intentando escribiralgo divertido. Se convierte en unaespecie de juego que muchos odian porque les satura el TL pero muchos amamosporque el día laboral se va más rápido.  El#MiércolesdeMelónyMelames, los #mashups, #cancionesdetable, etc. son formasnuevas de entretenernos y, en lo personal, la paso muy bien buscando formasdistintas para escribir todo tipo de estupidez. #CumploañoscomoTwitter

Cuentas falsas

Si no lo han hecho no sé qué están esperando. Creo que el término "falsas" no es eladecuado, más bien deberíamos decir: "alternas". Tengo lamía de Diego Zanassi, pero también otras 15 que nadie sabe que soy yo y eso medivierte. Tal vez soy un hombre degustos simples, pero la posibilidad de crear una cuenta en la que digas todo loque siempre has querido decir, pero te de pena, sin que nadie sepa que eres tú, esgrandioso. Aparte, te das cuenta de que a máspersonas de las que creías les gusta esa parte tuya.  Cuentas temáticas, de burla, celebridadesfalsas, políticos, etc. Rífense, dejenque su alter ego salga vía otra cuenta y van a ver que la pasan bien.

Felicidades por promover mi esquizofrenia, Twitter.