Madrazo y la meta

¡Qué oso!

VÍARuy Feben

¿Ahora qué ridículo hizo?

Madrazo, ex candidato a la presidencia del país por parte del PRI y dinosaurio de rancio abolengo, también es fanático de correr. Entró a un maratón en Berlín, el cual ganó utilizando un pequeño atajo que le salvó de correr media carrera.

 

¿Tiene cola que le pisen?

Toda la del mundo. Tiene tanta cola que le pisen, que aún en unas elecciones en las que la gente hubiese votado por el PRI nomás por no dejar, quedó en tercer lugar.

 

¿Por qué este ridículo es ridículo?

Porque es la evidencia de que la corrupción no necesita política.

 

¿Cómo ves? Sabemos que nos faltaron muchísimos… ¿cuáles?

 

Notas relacionadas:

Las 5 nuevas leyes

Las 5 leyendas urbanas más jaladas

Viaje por el drenaje profundo