Los discos que los gays nunca tendrán

Los discos que los gays nunca tendrán

Columna gay de los martes: ?Gay hard core?

Por Wenceslao Bruciaga

Hace algunas semanas, me aventé una lista de los discos que la mayoría de los gays seguramente tienen en su colección de cds. Pues bien, he aquí el otro extremo.

Por alguna extraña y oscura (o mejor dicho, fiusha razón), a la mayoría de los gays no les gustan determinados grupos, lo cual derrumba sin sentimientos, aquel mito de que los hombres gay gozan de buen gusto. He aquí, el top de los discos que la mayoría de los gay seguramente no tienen, y nunca tendrán (excepto yo, desde luego)…

Hell bent for Leather de Judas Priest No sólo Christian Chávez ha salido del clóset, el vocalista de esta legendaria banda de metal también es gay, y sin necesidad de rolas bobas y cabellos rojos.

Day Dream Nation de Sonic Youth ¿No que a los gays les gusta el arte? A los Sonic se les conoce como los precursores del arty guitar. Ruido sin delicadezas. Violencia elegante.

Mars Audiac Quintet de Stereolab Si en verdad creen que Madonna es la reina del pop, Stereolab vendría siendo algo así como los intelectuales del pop.

That´s so gay de Pansy Divsion Por si creían que los emos le trajeron sensibilidad al rock. Patrañas. Los Pansy llevan más de 15 años haciendo punk y sus rolas hablan de hombres que se dan besos con otros hombres y luego se abandonan para irse con otros hombres.

Circuit Breaker 2 Si todos aquellos que nunca faltan a esos antros de 300 pesos la entrada (por decir lo menos), creen que están escuchando lo último de música eléctrónica… mejor que les devuelvan su lana. Este disco SI es música circuit, con éxitos pop de verdad y buenas secuencias electrónicas.

Columnas anteriores:
Me enamoré de ti en un chat
Un puñal en serio

Los discos indispensables del clóset

Por una Cuba libre… de prejuicio

Notas relacionadas:
¿Papás gays?
Asesino a domicilio