Lo que callamos los payasos

No es un oficio fácil

Diana Laura tiene 22 años y desde los 15 se dedica a ese oficio que a últimas fechas se ha hecho muy popular debido al mame de los sustos en lugares oscuros: payaso. En los 7 años que ha ejercido su oficio, ha tenido toda clase de experiencias, que nos compartió en una charla.

-Hola Diana, primero me gustaría saber cuál es tu nombre cuando te pones el disfraz.
-Me llamo Koni porque mi agencia se llama Konepolis que significa niñote en náhuatl.

-¿Cómo se le llama formalmente a tu oficio? 
-Se le dice así, payaso. Hace como un año había quejas de payasos porque ya no querían que fuera como tú dices, un oficio, sino profesionalizarlo y crear una licenciatura en “payasería”, pero no se logró.
 
-¿Y por qué no se logró, quién estaba promoviendo?
-La verdad no sé, no me metí mucho en el tema. Hasta donde sé, querían que se impartiera en la UNAM. Yo creo que ser payaso no es algo que se enseñe, es algo que se tiene, como un don, y cada quien le pone su toque. Si todos hiciéramos lo mismo perdería el chiste y la magia.
 
-¿Tu show es solo para niños? ¿Qué opinas de los payasos como Platanito o Chupuncito que han hecho su fama a base de groserías o chistes para adultos?
-Mi show es familiar, yo hago que se rían todos. Pero como te dije, cada quien tiene su esencia y si eso les ha funcionado a ellos, pues es respetable. Qué bueno que haya diversidad.
 
-¿Cómo lidias con los niños que le tienen miedo a los payasos?
-Existen diferentes tipos de maquillaje, el mío es muy amigable y con nariz respingada, creo que en los 7 años que llevo haciendo esto me he encontrado con 4 o 5 niños que tienen pavor, pero cuando veo que eso pasa simplemente no me acerco. Los que sí les dan miedo a los niños por lo regular son los de cara blanca o los pelones como ‘Eso’, jajaja.
 
-Oye, ¿qué opinas de la modita ésta de las personas que se visten de payaso para asustar gente?
-Es horrible, a mí me daría miedo y eso que me dedico a ser payaso y estoy familiarizada con la ropa y el maquillaje. Sin duda no lo haría, es una tontería.
 
¿Y qué opinas de los payasos que ridiculizan a los niños o los obligan a participar en juegos?
Creo que el cliente que contrata un payaso sabe que hay que participar; el 40% de que el show sea bueno depende de la disposición del público. Pero ya de ahí a poner en ridículo a los niños o al resto de público es distinto. Eso de ridiculizar definitivamente no me encanta, si alguien espontáneo se presta es divertido, pero si no, ya es pasarse de la raya.

¿CUÁNTO GANA UN PAYASO?

105792Mandando beso
Mandando beso (Diana Gutiérrez)
 

¿Es bien pagado el oficio?
Si trabajas para alguien más no, el peor pagado ha de ganar unos $200, y si eres tu propio jefe pues puedes ganar más. Yo por ejemplo cobró $2,200, pero conozco unos que ganan hasta $10,000 por un show.
 
Esos precios son por hora, ¿verdad?
Así es, y estos ingresos ya dependen de la producción, calidad, etc.
 
¿Qué es más difícil de tu oficio?
A veces hay públicos muy difíciles, yo por ejemplo me pongo nerviosa cuando son eventos masivos porque entre más grande es el público, más difícil es llamar y retener la atención.
 
¿Es más difícil lidiar con adultos o con niños?
Niños sin duda, uno pensaría que no, pero les da más pena participar que los adultos. Además pierden la atención con facilidad aunque hay algunos que son muy lindos y atentos.

Entre berrinchudos te veas

105793Cara de Papa
Cara de Papa (Diana Gutiérrez)
 

-¿Te han tocado niños berrinchudos o groseros?
-Si hay muuuuchos que son así. Está medio gacho trabajar con niños que son groseros.
 
-A ver, cuéntame de alguna anécdota de niños pelados, jajaja.
-Una vez un niño que para todo gritaba muy fuerte “no, no, no, no”. Le preguntaba que si les gustaba la magia y decía que no, que si le gustaban los chistes, que no, a todo no. Y luego cuando salió la botarga el niño se le trepaba horrible y lo peor es que los papas no hacían nada.
 
-¿Qué haces cuando te toca un chamaco de esos? ¿Les aplicas algún correctivo, bajita la tenaza?
-No, nunca, al final siempre caen y se la pasan bien. Los sobornas con los premios jajaja.
 
-Jajaja, ¿como con qué los sobornas?
-Pues ya sabes que el interés tiene pies. Les das regalos a esos niños berrinchudos, yo suelo dar pelotas, teléfonos de juguete, libros para colorear, cubos rubik. Entonces se aplacan jajaja.
 
-¿Cómo le haces entender a los papás que sus crías se están pasando de lanza?
-No me meto, todos los papás sienten que sus hijos son angelitos y se ofenden, una vez lo intenté y la mamá ya no me quería pagar por no “hacerle caso a su hijo” que era el festejado. Ya desde ahí mejor cambié de táctica.
 

Lo padre de la payasada

105794Koni en la fiesta
Koni en la fiesta (Diana Gutiérrez)

-¿Recuerdas alguna cosa conmovedora que te haya tocado?
-Sí, van 2 años consecutivos que vamos a una casa hogar en el Estado de México. Las niñas son herméticas porque han vivido situaciones difíciles, pero cuando ya te conocen te esperan con ansias. Hay que saber que no se abren tan fácilmente. Me mandan video y me dicen que me extrañan, cuando llegas te abrazan y cuando te vas lloran. Yo también lloro. Es súper triste pero al mismo tiempo es muy alentador. Me gusta pensar que las sonrisas que les donamos y ese ratito de diversión, las hace salir de la realidad triste y dolorosa en la que viven.
 
-¿En esos casos les dan tarifas especiales o son donaciones del espectáculo?
-Donaciones al 100%. Es una forma de agradecer lo poco o mucho que gano. Intentamos hacer donaciones en diciembre y abril. Además de las funciones también hacemos colecta de ropa, víveres y esas cosas.
 
-¿Hay algún niño que te haya robado el corazón por su manera de agradecer el show?
-Los niños más agradecidos que he tenido son los de un pueblo que se llama Pueblo Hidalgo, en la Sierra de Hidalgo. Está a 8 horas de la ciudad y es algo difícil de llegar, pero los niños y la experiencia son maravillosos.
 
Pues ya ves, así como ser payaso tiene su parte fea, también tiene su recompensa y sus cosas padres, unas por otras. Si quieres contratar a Diana o más bien a su alter ego Koni, haz clic aquí abajo.

 
¡Al fin supimos lo que callan los payasos, lo que aman y odian de su oficio! ¿Tú serías capaz de lidiar con un grupo de niños que no son tuyos?