¿Listos para el chapuzón?

Especial

Viernes 

Para empezar, instálense en el lugar al que le dieron su confianza y de inmediato diríjanse a las Grutas de la Estrella (empaquen tortas para el camino) en el vecino Tonatico (al que harán 15 minutos). Allí encontrarán estalactitas y estalagmitas pulidas bajo el capricho de la naturaleza que los sorprenderá. 

Tendrán la posibilidad de bajar 400 escalones para observar su iluminación artificial y llegar a un acantilado en el que incluso podrán practicar rappel. 

De regreso en Ixtapan pregunten por la Fuente Cibernética. Ubicada en el Jardín Central, a partir de las 8pm podrán ver un espectáculo de luz, sonido y agua, mientras se deleitan con los antojitos mexicanos que venden en el lugar. 

Sábado 

Derechito al Parque Acuático que lleva el nombre del municipio. Disfrutarán del chapuzón (el calor es una virtud de Ixtapan) y de las atracciones para todas las edades. 

Será como visitar el parque de diversiones con estructuras de hasta 25 metros de alto. Los toboganes son la principal atracción, además de sus alberca de olas, aguas termales, laberintos y su lago. 

Domingo 

Es el día ideal para pasear por el centro y disfrutar de su arquitectura colonial. Degusten la comida típica del lugar, los chilacayotes en pipián y carne cerdo, el guajolote en mole rojo y el menudo. 

A su paso encontrarán la Parroquia de la Asunción. Fue construida por frailes franciscanos en el siglo XVI. Dentro, encontrarán un cristo de caña en tamaño natural, rodeado de un púlpito tallado en madera de estilo barroco. 

Intenten hacer el recorrido en caballo, en la glorieta de la Diana Cazadora encontrarán algunos para rentar. Ellos servirán como sus guías de turistas y apreciarán las principales calles. 

Comprar artesanías, en su mayoría de madera tallada y alfarería, les recordará su estancia en este mágico lugar del Estado de México, en el que se sentirán en un paraíso a menos de dos horas del Distrito Federal. 

No olviden aplicar este plan y regresar a contarnos su experiencia.